Me he mudado



Dagarin.com ya no está por aquí... pero todo lo había lo encontrarás ahora en el nuevo y flamante Territorio Dagarin en www.dagarin.es. Para que no tengas que molestarte, yo te llevo hacía allá. Si algo falla y no estás en dagarin.es en unos segundos, pincha aquí.

Seguro que te va a gustar la nueva casa. ¡Recuerda cambiar tus favoritos y tus suscripciones!

miércoles, 27 de febrero de 2013

Días de mierda

Me hizo mucha gracia cuando hace un par de meses escribí este post sobre la gente que me hace reír y recibí críticas sobre que si vivo en los mundos de Yupi, que si huir de la realidad no vale para nada, que si que simple soy, que si será que yo no tengo problemas... En fin, cosas de gente que obviamente no entendió el mensaje. Todos tenemos problemas, sólo que no a todos nos gusta ir hablando de ellos.

La semana pasada tuve un par de días de mierda y este lunes fue otro de ellos. De mucha mierda. Días de esos en que te planteas muchas cosas. Sobre el trabajo e incluso sobre algunas cosas de tu vida. Si estás haciendo bien ciertas cosas, si no vuelven a aprovecharse de ti, si no estarías mejor viviendo en lo alto de un cerro comiendo lo que el campo te de en plan ermitaño. Bueno, vale, eso último es una exageración que ya sabéis que yo por mi twitter MA-TO. Pero si es cierto que todos tenemos muchos problemas. Días malos, días de mierda.

Yo veo dos opciones. Puedes regodearte en ella, en plan cerdo en una pocilga, restregándote en tu pena y viviendo en ella. Lamentarte y llorar o enfadarte. Pensar en lo desgraciado que eres y compartirlo con el mundo para que así tu pena, en teoría, se diluya. Está técnica confieso que alguna vez la he usado, pero hace tiempo que decidí que no servía para nada. Sólo consigues seguir en el fango y "ensuciar" todo lo que te rodea. No creo que sea la forma. Y mucho menos cuando la esparces sobre gente que no debes. Gente que veo, cada vez más, que cuenta sus penas por internet, buscando consuelo, apoyo, lástima... no sé exactamente qué, pero no me gusta. Esas cosas deberían ser muy privadas y confiarse sólo a gente con la que tienes mucha confianza.

La otra es relajarte, dejarlo de lado, reírte, cambiar tu estado de ánimo y dejar la ira y la pena atrás. Y para eso confieso que estoy descubriendo, como más o menos os decía en este post, un universo genial en twitter. El lunes, tras ese día de mierda, no tenía ganas absolutamente de nada. Pensé en irme directamente a la cama a las 10 de la noche, pero decidí echar un vistazo a twitter. Allí me encontré con twit-amigos como @eva74cambrils, @Aliciadicto, @Escotesdealicia y unos cuantos mas. Al final me reí, ninguno de ellos sabía el día que había tenido, ninguno intentó animarme especialmente, y sin embargo pasé un rato genial y me alegré lo más grande. Me hicieron olvidarme de las penas, los marrones y los enfados de todo el día. Porque las penas es mejor contarlas cuando no son tan penas.

Por supuesto que los amigos están para las buenas y para las malas. Los amigos y los Twit-Amigos. Estoy convencido que también puedo contar con ellos si necesito un hombro virtual en el que llorar, alguna sabe un poco de lo que me pasa y me apoya y me anima (tu sabes, amor). Pero que mejor para compartir con los amigos que unas risas y que sean capaces de robarte sonrisas en los peores momentos cuando crees que es imposible sonreír.

Y aunque no tenga nada que ver, os dejo que un vídeo que descubrí el otro día vía Pixfans y que también me hizo reír un rato. La explicación de porqué los animales no son esféricos. Espero que os saque una sonrisita también a vosotros. Gracias por estar ahí.

Dedicado con todo mi cariño a tres twitteras muy especiales que el lunes me hicieron mucho más bien del que ellas imaginaban. Gracias por hacerme reír y por preocuparos por mi. Sois increíbles.

lunes, 25 de febrero de 2013

De la #DagaBSO y la publicidad

Hoy toca comentar un par de cosas más que escribir un post formal. Para empezar, por primera vez he decidido poner publicidad en el blog. En los casi 5 años que llevo aquí nunca he puesto publicidad y en una conversación que he tenido hace poco me han convencido de que no pierdo nada por colocarla. No pretendo hacerme rico ni dejar de trabajar pero tampoco pasa nada por poner un banner a la derecha y que los post lleven un anuncio al final. Creo que no es nada intrusivo y mira, si saco unos euros al final de mes o de año, pues bienvenidos sean. No sé ni cuanto pagan ni nada pero bueno, ahí están. Es como el que tira la caña para pescar. Si cae algo, pues perfecto. Si no, pues seguiré como siempre contando mis cosas. Espero que os parezca bien y que no os resulte molesto. Ya me contáis.

Por otro lado, los que me seguís en twitter sabeis que hace ya un tiempo que creé un hashtag en twitter para etiquetar las canciones que de vez en cuando pongo, vía YouTube. La #DagaBSO comenzó como una tontería un día. De hecho estuvieron primero otros como #musicadebuenrollo, #DagaCanciones o #Cancionesparaelfindelmundo pero finalmente me he quedado con ese. Voy escuchando música, vía Spotify o radio, y cuando una me llama la atención, la localizo en Youtube y la suelto en twitter con ese hashtag.

Lo curioso es que ya empieza a ser costumbre. Suelo poner por la mañana mientras tomo el café o al poner el Spotify en la oficina y otra por la noche. Durante el día, según la música que escuche, si me inspira y me apetece compartirla lo hago y si no nada, sin obligaciones. No quiero decir que sean las mejores canciones ni todas mis favoritas, pero sí que me gusta. Y lo mejor es que, gracias a este tema y a la buena gente de twitter, voy conociendo músicas diferentes. Me comentan lo que pongo, si gusta o no, si les parece más o menos apropiada (suelen criticarme porque empiezo las mañanas muy cañero, sobre todo los fines de semana, jajaja) comparten versiones diferentes de las mismas canciones... Y me encanta. Además me echan una mano a escoger canciones y me mandan aportes. Voluntaria o involuntariamente, twitteros como @Juanje_B, @Cris_Andina, @Rutims, @Ollodepez@EstherVaqueroH, @Tgenovart@mrtfernandez@Escotesdealicia... y otros muchos (imposible mencionaros a todos pero vosotros sabeis quienes sois) han hecho sus aportes a mi particular #DagaBSO. Y estos aportes han sido compartidos con todos vosotros via twitter y desde aquí mi agradecimiento a los mencionados y a todos los que no caben aquí para no hacer la lista interminable.

Y ahora quiero presentar un par de sorpresas. Porque desde hace un tiempo he ido recopiando estas canciones en una lista de Spotify a la que podeis suscribiros en la siguiente dirección:


Y para los que no tengáis Spotify, podeis tenerla también en esta lista que acabo de crear en mi canal de Youtube. Os invito a que la disfruteis y, sobre todo, a que mandéis vuestros aportes si os apetece. Ya veis que soy bastante ecléctico en cuanto a gustos musicales así que todo aporte será bienvenido.

Cosas que se le ocurren a uno. Espero que os guste. Aquí tenéis el canal de YouTube.



domingo, 24 de febrero de 2013

El blog del jugópata

El jueves, escribiendo el post sobre la PS4, recordé mi difunto Blog Del Jugópata y volví a visitarlo. Hacía años que no pasaba por allí. De hecho, tuve que hacer una pequeña modificación en blogger para que fuera visible de nuevo. Confieso que me impresionó. Me gustó verlo. Me pareció profesional, currado. Me gustó el look y me puse a leer. Que curre me pegaba más tremando. Post elaborados, como las recopilaciones de juegos para el iPhone, con sus capturas de pantalla hechas por un servidor y todo. Análisis, opiniones, post chorras... Incluso colaboraciones de otros blogueros.

He pasado un par de buenos ratos estos días releyendo, reencontrándome con el lado jugópata de Dagarín. Sabéis que no soy muy dado a halagarme, pero reconozco que leerlo me ha hecho sentir muy orgulloso. Temía que me pareciera cutre y simplón pero me he encontrado con cosas muy buenas. Tanto en la calidad de los textos como en la calidad y acabado de la plantilla de blogger (gracias a @neneland por tantas manos que me echó con el tema).

Sólo me apena ver que, en general, los post apenas tenían comentarios. Nunca tuvo demasiados lectores, pero si eran muy fieles. Aparte de eso, hoy comparto con vosotros esa pequeña gran época de mi vida de la que puedo decir, a boca llena, que me siento muy orgulloso. Ya está obsoleto, pero podeis echar un vistazo por allí que algunas cosas siguen siendo interesantes. Os pongo algunos post.

El blog del jugópata



Hay mucho más. Si os apetece recordar un poco como era la cosa de los videojuegos hace unos años, podeis navegar por el blog. Espero que os guste verlo tanto como a mi recordarlo.

Gracias especiales a @Neneland por la inmensa ayuda que me prestó siempre que se la pedí para que ese blog se viera como se ve y a M2Hero por sus colaboraciones y sus grandes artículos. ¡Gracias!

viernes, 22 de febrero de 2013

La Playstation 4

#Yoconfieso que a veces siento nostalgia de El Blog del Jugópata. Los más viejos del lugar recordarán ese difunto blog donde un servidor hablaba de videojuegos, sus DagaResúmenes semanales, los especiales por el E3, TGS... Momento nostalgia. Pero también debo confesar que mi jugopatía ha descendido mucho y me costaría escribir con asiduidad sobre videojuegos, aunque de vez en cuando "recaigo" y en momentos como este, donde se acaba de presentar el futuro de Playstation la madrugada del miércoles al jueves, me sale la vena de comentarista videojueguil así que, con vuestro permiso, voy a ello. Ah, y os aviso que posiblemente haya un par de post más respecto a este tema, todo se andará.

Supongo que ya estaréis casi saturados de leer sobre el evento del miércoles/jueves y es posible que os hayáis visto abducidos por el malestar generalizado ya que no vimos la nueva consola. Sin embargo yo, en mi linea positiva, no veo que esto sea tan tremendo. Creo que se vieron cosas interesantes, una promesa de futuro cuando menos diferente, así que tampoco estoy tan negativo. Espero que aún os queden ganas de leer una opinión más, mi personal e intransferible punto de vista.

Eso que veis encabezando el post es el nuevo mando que acompañará a la PS4. Casi 2 décadas después del lanzamiento de la PSX original llega la cuarta versión. Curiosamente aún no la hemos visto físicamente pero ya sabemos, de manera oficial, muchas cosas sobre ella. Lo único que hemos visto ha sido ese mando, una evolución del clásico Dual Shock que incorpora todo lo que trae el Dual Shock 3 de las Plays actuales y que tiene como principales novedades una zona multitáctil en la parte superior delante de los habituales sticks, un indicador luminoso al más puro estilo Move pero integrado en "el chasis" y un nuevo botón "share" que va a ser la clave de todo el universo Playstation que está por llegar. Este mando y la nueva cámara Playstation Eye, mucho más parecida al Kinect de Microsoft son las dos únicas cosas físicas que Sony ha mostrado, aunque, como suele ser habitual, los diseños nos anuncian que no se definitivos.

La PS4 en si es un PC hipervitaminado. Lo dejaron bien claro con este gráfico que veis a la izquierda. Todo muy integrado y en formato consola, pero un PC. Cuando hablaron de juegos, pues bueno, lo de siempre para dar unas primeras pinceladas. Un nuevo KillZone, un nuevo Final Fantasy, nuevo Infamous, evolución del Move (cuanto se parece al Kinect de Microsoft), lo nuevo de Bungie (los creadores de Halo)... En definitiva, no hemos visto grandes propuestas de evolución en cuanto a jugabilidad. Sólo avanzar en más de lo mismo a excepción de los señores de Media Molecule, que si parecen estar trabajando en algo diferente que sacará mucho jugo al nuevo Move, pero del que hemos visto poco más que una demo técnica y no sabemos ni su nombre.

¿Qué marca la evolución principal de PS4? La nube, eso de lo os he hablado por aquí alguna que otra vez. Nuestra PS4 no va a ser el centro del universe Playstation. Será un dispositivo más. Mediante el Remote Play pretenden que podamos jugar a nuestros juegos en cualquier lugar. Bien tranquilamente en el salón de casa, en el dormitorio con nuestra PS-Vita, en el autobús con el iPhone o en la piscina con nuestra tablet. No parece una mala idea que funcionará bien con según que juegos.

Por supuesto, el apartado social compartiendo contenidos con mi querido facebook y tal, pero llevándolo más allá. Se hablaba de poder subir vídeos de nuestras partidas a YouTube, pero la interacción es mucho mayor. Podremos retransmitir nuestras partidas en tiempo real, que podrán ser vistas por quienes nosotros queramos y podremos incorporar, en tiempo real, a gente que juegue por nosotros. Una especie de "teleasistencia" para que nuestro colega friki nos pase esa pantalla en la que estamos atascados sin tener ni siquiera que invitarlo a una cerveza. La cosa promete. Otra cosa es que funcione con nuestras conexiones de mierda en España, pero eso será tema de otro post.

Y más aún: streaming de juegos. Jugar sin tener que descargar el juego. Es la idea que proponía On Live y que, por lo que sé, se pegó el batacazo del siglo (creo que sigue muriendo poco a poco). No jugamos con nuestra consola, se juega en grandes servidores y nosotros desde aquí sólo recibimos la imagen y manejamos el mando. ¿Qué ganamos? Mucho. Por un lado no tendremos que descargar el juego. Imaginad que queréis probar la demo del Gran Turismo 6. Hoy tendrías que darle a descargar y esperar un par de horitas a tenerla en casa. Con el streaming es sólo darle al botón. Lo mismo si compráis un juego. Nada de descarga. Pagar y listo.

Mediante este sistema vamos a poder jugar a clásicos de PSX, PS2 y PS3 en la nueva consola. No es necesario que el Hardware, la máquina, sea compatible. En grandes servidores habrá millones de emuladores listos para ejecutar nuestras órdenes. Sencillo y práctico. Así de paso se quitan de en medio el "problema" de la segunda mano. Ya no cabe ese sistema. Has comprado el juego con tu consola, a ver como lo revendes, chiquitín. Y claro, sacarán un poco de tajada más a los juegos antiguos, que me da que tendrás que volver a pagarlos aunque tengas los discos y/o DVD en tu casa nuevecitos.

Y básicamente es lo que sabemos tras la conferencia del miércoles. Nada de precios, nada de precios para estos servicios (que dudo muchísimo que eso del Remote Play o el juego en streaming sean gratis) ni fecha. Sólo un escueto "Navidades 2013" pero no dicen si mundialmente, en Japón, USA...  Os dejo este vídeo de presentación.  Hay mil vídeos y demos por internet, os dejo este post de Akihabara Blues donde tenéis todos los vídeos por si queréis echarle un vistazo.


El E3 de este año, allá por junio, promete. Seguro que Microsoft presenta su XBOX 720 o como se llame y veremos por fin el aspecto de la nueva bestia parda de Sony. Habrá que estar muy atento porque se presenta una navidad movidita en cuanto a consolas y sistemas de nueva generación. Yo me lo voy a pasar pipa. Otra cosa es que la economía de para algo.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Facebook y yo

Llevo bastante tiempo queriendo escribir este post pero os confieso que me cuesta trabajo y ahora que lo empiezo, por quinta o sexta vez, intuyo que tampoco acabaré contento con el resultado. Y es que la idea del post en mi cabeza es algo así como un combate entre Facebook y Twitter. Que si las ventajas e inconvenientes de uno enfrentadas a las del otro y tal, pero no arranca. Y la culpa creo que la tiene mi especial aversión por La Red Social, la única y verdadera, la de la gran F, el libro de las caras. Nunca le he pillado la gracia a Facebook. #esoesasí

Lo intento, de verdad. Sé que en Facebook hay cosas interesantes. Hay gente chula, puedo contactar con mis amigos, tiene su chat, sus "correos", sus muros.... pero es que no me entero. Es mi problema. No paro de ver mensajes por todas partes. Pestañas, eventos, fotos, el chat, los juegos... Y se supone que hay una especie de Timeline donde aparecen las actualizaciones de mis amigos, pero solo de aquellos que me permiten verlas, o de los amigos de mis amigos si permiten que los amigos de sus amigos vean algunas (o todas) las publicaciones. Si os habéis enterado de la última frase, me la explicáis, por favor. Así hasta el infinito, así que tienes que andar pasando por mil sitios para ver las actualizaciones de tus amigos. Y aún con esas, te lo encuentras en la calle un día y te pregunta ¿No viste las fotos de la barbacoa del sábado que puse en Facebook? A no, es que a ti no te etiqueté y yo tengo mis fotos para que solo las pueda ver la gente que está etiquetada. Y tu ya te cagas por las patas pa'bajo y piensas "¿Y para que quiero yo la mierda de Facebook?"

Pero ahí no acaba todo, que luego tenemos las páginas, esas grandes desconocidas... para mi, claro. Porque no es lo mismo "un Facebook" de una persona personal que el de una empresa. Eso son páginas y la actividad de las páginas no aparece en el muro ¿O sí? Depende de la página, algunas si y otras no. Incluso algunas cosas que hacen algunas páginas si y otras no. Que sí, que me diréis que todo eso depende de mi configuración de privacidad, pero tanto de la mía como de la de la página o de quien escriba o haga algo en la página.

Por cierto, privacidad. Esa gran desconocida en Facebook, porque o te pasas un buen rato configurando o estás vendido. Y aún así, no te creas que lo tienes todo hecho. Tu cuenta de Facebook se ha convertido en una especie de llave para acceder a muchas webs. Comentar, descargar programas, escuchar música... Algunas te permiten hacerlo sin cuenta, pero cada vez son más las que te obligan a tener cuenta de Facebook. Y claro, tu la das y la lías, porque o les das permiso para escribir en tu muro y publicar en tu nombre o no puedes entrar en esa web o comentar. Esto son lentejas, o las comes o las dejas. Luego pasa lo que pasa, que ves que todos tus amigos de Facebook se han enterado de que ayer estuviste una hora escuchando a Los Pecos(tú que fardas de escuchar Radio3 y tal). O encuentras publicaciones en tu muro de tus amigos que no pintan nada... Que no es que me vida sea un secreto. Ya veis todo lo que suelto por aquí y más aún por twitter, pero lo suelto yo, no salen de forma automática.

¿Y los juegos? ¿Que me decís de los juegos? El Farmville de las narices, el de los diamantes, el de las caras, el de buscar a Carmen Sandiego... Que no es que me molesten los juegos, lo que me toca las narices es estar recibiendo 20 notificaciones al día de amigos que quieren que les compren calabazas que necesitan para el pienso de los caracoles que están criando. Vale, lo "silencio", porque tengo que silenciarlo yo, que ellos primero atacan y eres tú quien te tienes que defender, pero se pone de moda el Sim City Social y ves como los muros de tus amigos se llenan de mensajes extraños sobre alcaldes, ciudades hermanas, etc...

En definitiva, no puedo con Facebook. Lo intento, pero no me hallo, me siento como un pulpo en el desierto. Ahora tocaría alabar a Twitter, pero ya sabéis de sobra lo que pienso así que no creo que haga mucha falta. Me he quedado tan a gusto con este desahogo que prefiero dejar que seáis vosotros los que ahora aprovechéis los comentarios para venderme las virtudes de Facebook y llamarme torpe por no enterarme de como funciona.

Los comentarios son vuestros, os cedo la palabra. Podéis comentar aquí o en mi muro de Facebook :)

lunes, 18 de febrero de 2013

Bares, que lugares

Como ya sabréis los que me seguís por twitter, este fin de semana ha sido un tanto especial. Los astros y una serie de circunstancias se alinearon y he pasado una noche en la estación de esquí de Sierra Nevada. No, no esquío, más quisiera yo. Me hubiera encantado aprender alguna vez, pero se escapa de mis posibilidades. Pero si pasé la tarde paseando por la estación, jugando con la nieve y todas esas cosas que hacemos los catetos de mar no esquiadores cuando vamos a "ver la nieve".

Un amigo médico está trabajando en una clínica allí y está solo porque la mujer no ha podido acompañarle. Acaban de tener un niño (son los que "tuvieron el niño en el Foster's Hollywood", @Escotesdealicia y resto de la #CDE me entendéis) y es demasiado pequeño para subirlo a esa altitud. Así que una cosa llevó a la otra y quedamos que este fin de semana iría a pasar con el al menos un día para hacerle algo mas leve la estancia. Dicho y hecho.

Aproveché para hacer turismo por otros pueblos de Granada y ya desde el mediodía del sábado hasta el del domingo estuve por allí. Paseos, comer, turismo, conocer aquello y acabar la noche metidos en el bar El Copo - Pata Negra, el que veis en la horrible foto de la portada. Entre su ubicación, la hora y la luz no pude hacerle una foto mejor.

Entramos a eso de las 11 de la noche y salimos a más de las 2 de la madrugada en una noche de esas que yo digo mágicas. Gracias, sobre todo, al carácter de Julia, la encargada/dueña. No había mucha gente, todo el mundo, menos nosotros, la conocía. Es de esas personas que siempre te habla con una sonrisa, con amabilidad, sin gritar, con simpatía, pero sin que resulte forzado, sin que tengas la sensación de "me está vendiendo el local y me quiere caer bien para que vuelva", como pasa con otros muchos encargados de bar. Sientes que no te vende nada, que sólo pretende que estés a gusto en "su casa".

Todo el mundo en la estación parecía conocerla. Entraban y salían, aunque no tomasen nada, la saludaban, le dejaban llaves, dos besos, hasta mañana... Se metía, o la metíamos, con naturalidad en nuestras conversaciones, hacía que los diferentes grupos nos mezclásemos... Una persona que parece que ha nacido para estar ahí, que disfruta con la gente y hace que se sientan cómodos. Acabamos charlando entre todos, conociendo a unos ingleses que llevan 10 años aquí y no hablan casi nada de español, así que les dimos un buen rapapolvo. Y a un hombre, de cuyo nombre no puedo acordarme, especialista en ginebras que nos contó algunos secretos que, como secretos que son, no puedo desvelaros.

Fue, como os digo, una noche mágica en la que mi amigo y yo acabamos compartiendo fotos "de familia" con Julia y Jesus, su pareja. Con el bar cerrado para nosotros y casi ayudándoles a recoger. Momentos de esos que hay pocos, que surgen cuando menos te los esperas y que hay que coger al vuelo para que no se escapen. Luego, recordándolo, me acordé de mi más mejor amiga y de mi cuñado. Ellos también tienen su "copo" particular: La Tranca. Ese lugar donde se crea magia de vez en cuando.

Son esos bares especiales donde te sientes como en casa, donde te hacen sentir como en familia. Bares, que lugares.


Por una noche irrepetible, gracias y un abrazo especiales a Julia pero también a Jesús, Rocío y, sobre todo, a mi buen amigo Jose.

viernes, 15 de febrero de 2013

El tratado del marrón

Estaba loco por poder poner esta
imagen en un post. #MuyFan
Hay cosas que alcanzan una popularidad inexplicable. Surgen de la nada y poco a poco se convierten en algo que todo el mundo conoce y de lo que todo el mundo habla. Posiblemente a muchos de los jovenzuelos y jovenzuelas que pasáis por este humilde blog no os sonará el título de este post, pero si ya tenéis un tiempo en esto de internet, o incluso si lleváis un tiempo trabajando en ambientes donde hayan ordenadores, seguramente lo de El Tratado del Marrón os haya sacado una sonrisa.

Si, os traigo un documento histórico, uno de esos incunables que posiblemente muchos tengáis en algún rincón perdido de vuestros discos duros, que habrá pasado por todo tipo de soportes digitales posibles. Son de esas chorradas que se guardan porque siempre te gusta tenerlos cada vez que los encuentras revisando el ordenador lees un poco y te echas unas risas. Y si por lo que sea lo habéis perdido, seguro que os alegrará volver a encontrarlo.

No se sabe de donde salió cuanto hay de verdad en este estudio desarrollado en la universidad de Brownachussts bajo la dirección de los catedráticos J. Esparzin y P. Runaway para intentar establecer la Teoría Unificada del Marrón. Si, más o menos así empieza. Os dejo con la definición del Marrón y algunas de sus características. Es tan sumamente reconocible todo. Y esto es sólo el comienzo. Términos como Brown Zone, Flashing Brown, Last-time Brown o Brown Dispatcher se convertirán en algo habitual en vuestra cabeza y perfectamente detectable en vuestros trabajoa.

Al final tenéis el link para bajar el PDF completo. De cara al fin de semana, es una lectura muy recomendable.

1. Definición de marrón

Marrón: m. fig. “Dícese de aquella tarea, cometido, encargo o situación que resulta desagradable, tediosa o incluso ingrata para el que la ha de desempeñar o soportar. Aplícase también este término a aquella ocupación que, aún no siendo ella misma molesta, si lo son sus condicionantes y situación, tales como tiempo para realizarse o tipo de persona que la solicita”

En resumen: Un marrón (brown) es todo aquel trabajo que nadie desea realizar.

Dependiendo de la situación desde la que se observe, el marrón puede tomar distintas connotaciones:

Desde el punto de vista del jefe: Es aquella tarea de suma importancia para el desarrollo estratégico de la empresa que ha de ser realizada con el máximo esmero y en el menor plazo posible.

Desde el punto de vista del empleado: Es el hartarse a currar, normalmente como consecuencia de la última idea genial del jefe, con un trabajo que no suele servir para nada, pero que debería estar listo ayer.

1.1. Agravantes que pueden darse en un marrón

Urgencia
Nocturnidad
Alevosía
Recochineo
Inutilidad

1.2. Cómo reconocer un marrón

En general, los marrones se reconocen inmediatamente, pero por si el lector es aún novato en estas lides y tiene dificultades en reconocerlos, se dan a continuación algunas pistas:

Introducción: Por regla general, la introducción del marrón suele llevarse a cabo por medio de frases del estilo de: “Oye, tú no tienes nada urgente que hacer, ¿verdad?” o “Mira, ha surgido una cosa que hay que resolver esta misma tarde”

Síntomas: Una vez que el marrón ha caído encima, se le puede reconocer por los siguientes síntomas:

  • Nerviosismo y desasosiego
  • Ojeras, dificultad para conciliar el sueño
  • Mala leche, en función del tipo y plazos del marrón
  • Incremento desusado en el número de visitas que tu jefe hace a tu puesto para ver “qué tal”
  • Aumento alarmante en el consumo de café
  • Salida de la oficina a horas intempestivas con la inquietante sensación de que uno va a casa de visita.

La prueba del nueve: Si, pese a las indicaciones anteriores, el lector aun no tiene claro sí lo que le ha caído encima es un marrón, puede llevar a cabo la llamada prueba del nueve del marrón: solicítese ayuda a un compañero referente al marrón objeto de sospechas. Si el compañero responde con alguna de las siguientes evasivas: “Es que yo no sé nada de eso”, “Es que estoy muy ocupado” (cuando ostensiblemente se ve que no está haciendo nada) o “Mira, a mí no me líes”; puede estarse plenamente seguro de que uno se está enfrentando a un auténtico y genuino marrón.

Etimología del marrón

Algunos enterados se conforman con explicaciones puramente etimológicas de la voz "marrón". Según ellos, "marrón", como sinónimo de "lío" o "problema de intensidad variable desde lo grave en adelante", deriva de la jerga del hampa. "Comerse el marrón" sería "ingerir o deglutir hachís (costo, consumao, ful, fulañí, goma de Oklahoma...), en cantidades que podrían ser consideradas como delito, ante una presumible presencia policial, con objeto de hacer desaparecer el corpus delicti".

Como extensión del término, cuando varios miembros de una banda de malhechores son sorprendidos en posesión de dicha sustancia, inevitablemente alguno de ellos (con evidente ánimo de escaqueo) dejaría caer la expresión "Bueno, colegas: ¿a quién le toca comerse el marrón?".

Dicho lo cual, el mejor candidato a "pringao" (dícese del que sufre tendencia browneatérica - vease más adelante) se erigiría como único propietario de la sustancia, y se declararía exclusivo responsable de la deuda que tal delito hace contraer con la sociedad.

Los restantes cómplices, eximidos así de culpa alguna (de facto y de jure) adoptarían posiciones personales que irían desde apreciaciones excluyentes del orden de "Es que fulano siempre ha sido un gilipollas", hasta el envío solidario, al penal que corresponda, de felicitaciones de Navidad o postales bananeras en diversos años sucesivos.

Descarga El Tratado del Marrónpulsando aquí

miércoles, 13 de febrero de 2013

Sobre conseguir seguidores en twitter

Me preguntaba el otro día en Twitter Sergio Lopez como se podían conseguir seguidores en twitter. Lleva poco tiempo por aquí, creo que empezó hace unas semanas para seguir a Alicia Young pero no estoy seguro. Al ser nuevo sigue a poca gente y tampoco tiene demasiados seguidores.

Pensando en el tema, hay un post que siempre he querido hacer sobre ciertas normas que, en mi opinión, son de buena educación y básicas en twitter. A ver, algunas son populares y reconocidas y otras son cosecha propia y totalmente discutibles. La mayoría son de sentido común, pero quiero hacer una premisa previa antes de seguir y es que os hagáis una pregunta: ¿Para qué quereis tener muchos seguidores?

Si sois Community Manager o lleváis el twitter de una empresa, os interesará tener el mayor alcance posible y no os servirá de nada lo que voy a decir. Pero si, como yo, sois personas normales y corrientes que twiteais por diversión, para conocer gente y pasar un buen rato ¿tan importante es la cantidad? Está bien tener muchos amigos, pero más vale tener buenos aunque más escasos que tener 50.000 conocidos.

Los follows

¿Cómo conocéis gente en la vida real? La mejor forma es a través de la gente que conoces, ¿no? Pues eso. Mira a quien sigue la gente que te sigue y a los que sigues. Echa un vistazo a lo que twittean y, si te interesa, empieza a seguirlos.

Muchas veces tus amigos te dirán algo y en el twitt aparecerá tu nombre junto al de otra persona. Si vuestro amigo piensa en los dos para poneros en un twit, lo más normal es que sea porque tenéis alguna cosa en común. Aprovecha para echar un vistazo a esa persona y, si te interesa, síguela.

Otra forma de conocer gente interesante son los FF. Los viernes los twiteros solemos recomendar a alguien, o "alguienes", a quien seguir. Son los llamados FollowFriday o su hashtag #FF. Cada vez se estila menos pero si alguien a quien seguís lanza uno algún viernes, pensad que es alguien a quien ese twittero recomienda por sus twtis o por ser alguien especial. Prestad atención y comenzad a seguirlos. Podeis llevaros grandes y agradables sorpresas. He conocido a muchos de mis twitteros y twitteras más queridos gracias a los FF.

Seguir a gente famosa está bien. No espereis que Jordi Evole, Belén Estaban o El Bonet os sigan, pero aparte de conocer a una faceta nueva esos personajes que nos gustan, verás twits de gente que también los siguen. Ya tienes algo en común con esas personas. Y si han llamado la atención de Jordi como para que haga un RT suyo, seguramente merecerá la pena probar a seguirlo.

Y una cosa más, tampoco tengáis miedo a los unfollows. Si alguien a quien seguís no os convence, es demasiado pesado o no twitea lo que pensabais, existe el botón de Unfollow. Quitar morralla de vuestro TL no está de más para evitar tener mil twits a cada momento que no os sirvan para nada y que os distraigan de los importantes. Eso sí, tampoco os toméis a la tremenda los unfollows. No pasa nada, aquí somos todos gente libre y hacemos y deshacemos lo que nos da la gana, no os lo toméis como algo personal.

Buscando seguidores, no desesperadamente

Con esto iréis aumentando la lista de personas a las que seguís pero, ¿y los seguidores?. Vuelvo a la pregunta inicial. Si quereis profesionalmente tener miles hablad con un experto. Si quereis tener un grupo de gente para pasarlo bien, los seguidores irán viniendo. Hay unas cuantas normas básicas. Las primeras son las de netiqueta. Este pequeño texto que os enlazo tiene más de 10 años y alguno similar se enseñaba a cualquiera que empezaba en foros, IRC o con los primeros correos electrónicos. Sigue siendo tanto o más valido: no escribir en mayúsculas innecesariamente, cuidar la ortografía, no usar abreviaturas, no desvelar datos como teléfono o dirección...

Yo agregaría (en aquella época no había twitter) que procureis evitar las "multimenciones" inncesarias. Incluir 12 nicks en un twit deja poco espacio para hablar y hay que mandar (o recibir) cuatro mensajes para hacer llegar algo coherente. Y sobre todo no mencionar a gente que en principio no pinta nada en el twit. Llega a ser molesto que alguien te meta en "conversaciones" sin venir a cuento o que metais a un tercero en una charla que estáis manteniendo con alguien. A veces lo que se pretende es llamar la atención pero puede ocurrir que ni el mencionado ni la otra persona con la que hablabais entiendan que pintan ahí.

Piensa también que por el hecho de que alguien empiece a seguirte no tienes que seguirlo si no te interesa, aunque lo más normal es que algo compartais. Lo mismo, a la inversa, si empezáis a seguir a alguien: no espereis que os siga automáticamente. Lo hará si ve que twiteais cosas que le interesen.  Que no es bueno o malo, es sólo cuestión de gustos.

Una de las cosas que le comenté a Sergio fue "Se honesto". No me valen los "bienquedaos" como dicen por ahí un par de amigas. No busqueis quedar bien con todos porque al final twitter es un pañuelo no quedareis bien con nadie (de nuevo, como en la vida real). Quien os siga, que lo pasé bien con vosotros y que podais tener buenas conversaciones. No tienes que desnudar tu alma pero si ser sincero en lo que digas. No es tan difícil. Que quien vea vuestros twits para decidir si os sigue o no os vea a vosotros y no se sienta decepcionado luego.

Otra cosa importante: no seáis patéticos. Me explico ¿Vosotros iríais por la calle hablando con gente y diciéndole "se mi amiguito, por favor, se amiguito mio"? ¿A que no? Pues el equivalente a ese patetismo es que vayáis por ahí pidiendo a la gente que os siga. Sobre todo a los famosos. Seamos serios y vamos a centrarnos un poquito. La "amistad twittera", el follow, no se pide. Ni tenéis que darlo por obligación ni podeis pedir que se os dé. Surge o no. No hago captura de pantallas para preservar su intimidad pero el otro día entre en el TL de uno en el que todos sus twits eran a famosos y famosas pidiendo que lo siguieran. Resultado: tenía dos followers que supongo que serían su novia y un señor de Murcia.

Paciencia, joven Padawan

Poco más puedo decir. No sé si os servirá de algo. Sólo me queda una cosa más: paciencia. Como en todo en esta vida, no vale la pena correr. No es tan importante el destino como disfrutar el camino, ir conociendo gente. Y lo mejor es que este camino nunca termina, cada día puedes conoce a gente nueva. Yo acabo de hacer un par de descubrimientos en twitter que me tienen prendados. Siempre hay gente maravillosa por conocer. No pretendais descubrirlo todo en 2 días.

lunes, 11 de febrero de 2013

De cigarrillos y psicólogas

Hoy, 11 de febrero, es un aniversario importante para mi. Hoy hace 2 años que dejé de fumar así que me dedico a mi mismo este post por haber sido capaz de conseguir eso y tantas otras cosas durante estos dos años últimos años.

Supongo que los que nunca habéis fumado no entenderéis esto pero os aseguro que pasar de fumar más de dos paquetes de tabaco al día a no encender ni uno, de un día para otro, es difícil. Pensareis que basta con poner fuerza de voluntad y tal, pero os aseguro que no es tan sencillo. Es proponérselo, no hay otra, pero es complicado y se pasa mal. Seguro que @chefidiaz y @Cris_Andina si que me entienden mejor porque ellas también han dejado de fumar en estos dos años  y saben que es complicado pero se puede. Así que felicidades a mi mismo por haberlo conseguido y a todos los que lo habéis hecho.

Con motivo de la efeméride, echo la vista atrás y me doy cuenta de lo que ha ocurrido en mi en estos dos años. No sé si fue el dejar de fumar directamente, pero creo que en cierto modo fue la chispa que encendió una vela que aún sigue guiándome. Una mecha que me llevó a volver a dejar el nido de mamá (la vuelta por unos meses cuando murió mi padre para ayudarla se acabó convirtiendo en varios años), he conocido a gente fantástica a través de twitter que luego he tenido la suerte de conocer en persona, he desvirtualizado a mi querida y admirada Marta Fernández, he mejorado muchísimo en mi actitud hacia el trabajo, he retomado amigos y he perdido otros que más que bien me aportaban mal, he pasado por dos DagaPisos...

Muchos cambios también provocados por asumir algo que, en demasiadas ocasiones, da vergüenza reconocer: necesitaba ir a un psicólogo. Necesitaba ayuda de profesionales para salir del pozo en el que estaba. Y, al igual que dejar el tabaco, atreverme a dar ese paso me llenó de fuerza y confianza. Es curioso como cuando le dices a tus amigos que estás dejando de fumar todos intentan ayudarte, te apoyan, te animan, saben que es por tu bien y quieren que mejores. En cambio les dices que has empezado a ir a una psicologa porque tienes una depresión de caballo y te miran con cara rara, como si estuvieras loco. Recuerdo que una amiga incluso se enfadó conmigo. ¿Y tú para que vas a una psicologa, no nos tienes a nosotros para hablar o que?. No es cuestión de confianza, es cuestión de profesionalidad. Es también una necesidad, lo era para mi, y es una lástima que sea algo que todavía tanta gente no entiende.

Hace ya 6 meses que dejé la terapia, fue poco más de un año, y creo que es la primera vez que lo comento aquí. Supongo que es de esas cosas que no se las ocultas a los amigos, que vosotros sois ya mis twit-amigos, pero tampoco las vas contando si no surge el tema. Hoy ha salido, porque creo que dejar de fumar, hace justo ahora dos años, significó mucho para mi. Me demostró que querer es poder y sobre todo que si quiero puedo. Es una de las cosas que también he aprendido en la terapia, a valorarme.

Esta semana tres personas muy especiales para mi me han dicho que soy generoso, sensato y "bichillo". Si tres personas a las que aprecio ven esas cualidades que admiro en mi, no necesito más. Y al resto, los que ven lo que no soy, los de las miradas sucias, botón de Unfollow. En twitter, FaceBook o en la vida 1.0.

Me quedo con eso, con saber quien soy, lo que soy y que la gente que me importa lo vea.

jueves, 7 de febrero de 2013

Mega, dropbox y los datos en las nubes

Supongo que a todos os sonará eso de Mega, el nuevo servicio del creador de MegaUpload. El paladín de la libertad, el que pretende que todo sea de todos y para todos, libre y sin tener que pagar a ninguna multinacional. Eso sí, mientras él se embolsa unos cuantos millones de dólares y tal, pero eso no es importante. Lo importante es la libertad que nos ofrece.

Cuentas gratuitas con 50 GB de espacio en la nube para que pongamos ahí lo que queramos y lo compartamos libre y anónimamente con cualquiera. Sin que nadie pueda saber quienes somos ni que compartimos, porque el señor Dotcom es así de altruista.

Pero dejemos el cinismo de lado y vamos a centrarnos en lo importante, que al fin y al cabo lo que ofrece Mega no está mal y, como todo lo humano, será bueno o malo según el uso que queramos darle. Aunque quizás conviene empezar recordando qué es la nube.

La nube

El concepto de “la nube” es algo que lleva ya bastante tiempo entre nosotros y cada vez más implantado a nivel de usuario. Son muchos los matices pero básicamente la nube es “internet”. Cuando hablamos de almacenar datos en la nube hablamos de tener nuestra información en internet. En servidores que están bien lejos de nuestros ordenadores y dispositivos físicos. Se guardan en ordenadores lejanos pero que, paradójicamente, los mantienen mucho más accesibles. Ellos se encargan de copias, backups, antivirus... y nos suministran lo que queremos cuando los necesitemos y allí donde los necesitemos.

Un ejemplo claro es cualquier servicio de correo web: Gmail, Hotmail, Outlook, Yahoo... Allá donde estemos y dispongamos de conexión a internet podremos entrar con nuestro nombre de usuario y contraseña y acceder a nuestra información. Bien a través de un navegador o de cualquier programa de correo electrónico compatible.

Pero hay más: adios a cargar el pendrive con documentos lo que necesitaremos en la próxima reunión y que justo se nos olvide cargar esa carpeta de Excels que nos piden en el último momento, todo podemos tenerlo en la nube. O a lamentarnos por perder las fotos del bautizo de nuestro retoño si el ordenador casca y no hemos hecho copia de seguridad (seamos sinceros ¿Cuantos hacéis regularmente copia de seguridad de vuestros datos?) Este y otros muchos problemas ya no lo son si almacenamos nuestros datos en alguna nube. Y es que si tenemos algún “problema” es decidir qué nube usamos.

Dropbox

Dropbox, SkyDrive, MediaFire, Google Drive, Mega, Box, iCloud.... Hay muchos y vendrán más. Personalmente he probado varios de los más normales (los que acabáis de leer y alguno más. Todos tienen sus pros y contras y daría para varios artículos explicarlos. Realmente no hay ninguno malo pero yo personalmente hace años que utilizo el que creo que es más veterano: Dropbox.

Lo mejor de dropbox es su simpleza y estar prácticamente en todos los sistemas. Utilizar Dropbox y su capacidad de almacenamiento en la nube es tan sencillo como crear una cuenta con cualquier dirección de correo electrónico, descargar la aplicación para vuestro sistema (PC, Mac, Linux, iOS, Android...) y enlazarlos. Voilá. Teneis 2GB de espacio en la nube para empezar a guardar cosas. Bueno, en realidad no tenéis ni que bajar el software, pero yo os lo recomiendo y mucho.

Si, tal como está el patio 2GB pueden parecer poco, pero es más que de sobra para comenzar y además en dropbox es relativamente fácil ir consiguiendo espacio extra. Terminar el Tour de bienvenida (el tutorial inicial) y 250MB Gratis. Invitar a un amigo, otros 250MB (y podéis invitar a muchos amigos para que os vayan dado 250MB por cada uno). Empezáis a seguir a Dropbox en Facebook/Twitter, más espacio... Sin hacer nada ilegal ni trucos raros es bastante sencillo llegar a los 5GB.

¿Y como los utilizo? Pues como queráis. Podéis entrar desde cualquier navegador web y subir archivos, descargarlos, crear carpetas, compartir.... En vuestros ordenadores de sobremesa basta con instalarlo y habrá una carpeta “Dropbox” donde estará todo. No tenéis más que arrastrar lo que queráis y él se encarga de sincronizarlo con la nube y con todos los ordenadores que tengais enlazados. Olvidad tener que copiar los documentos entre el ordenador de sobremesa y el portatil. Enlazad vuestra cuenta en ambos y lo que hagáis en uno estará cuando lleguéis al otro (o se descargará en cuestión de segundos).

¿Y porqué insisto en la seguridad? Porque sé que el 80 % de vosotros, como poco, no hace ni una sola copia de seguridad de sus datos, ¿a que no?. Y luego se rompe el disco duro y vienen las lágrimas. Lloraréis algo menos si teneis vuestros archivos en esa carpeta “Dropbox”. Porque si ocurre el desastre bastará con reparar el ordenador, volver a instalar Dropbox, loguearos con vuestra cuenta y en unos segundos vuestros datos empezarán a estar de nuevo, descargándose poco a poco de los servidores. Y respiraréis aliviados, como ya me ocurrió a mi.

Y ni que decir tiene que podréis tener vuestro Dropbox en cualquier dispositivo movil. Android, iOS, BlackBerry y Windows Phone 8 (próximamente). ¿Para qué? Pues nunca está de más tener un poquito de capacidad extra en vuestros cacharritos. Y poder acceder desde cualquier sitio a vuestros archivos. Porque son ese tipo de cosas que nunca “echamos” al móvil. El PDF con ese chiste tan bueno o los datos de la cita para el médico, la carta que escribisteis... Todo eso estará ahora a tiro de vuestro móvil si lo tenéis en el Dropbox. Sin ocupar ese precioso espacio en vuestro móvil y siempre actualizado. Por no hablar de las fotos que hagais con vuestro móvil y que, si quereis, se subirán también automáticamente a Dropbox.

Dropbox es todo un mundo de posibilidades, es imposible escribirlas aquí todas. Y lo que está por venir, porque no deja de añadir funciones y, sobre todo, de animar a desarrolladores para que se apoyen en Dropbox para almacenar nuestros datos y que los tengamos siempre disponibles. Lo único en lo que hoy en día anda algo escaso es en capacidad gratuita. Los demás servicios similares vienen apretando fuerte. Sin contar con MEGA, que ofrece una barbaridad, todos ofrecen mínimo 5GB y se están poniendo las pilas para llegar al nivel de transparencia y usabilidad de Dropbox.

Yo de momento sigo recomendando que useis este pequeño gran servicio. No sabréis lo útil que es hasta que no empecéis a usarlo. Y seguro que me dareis las gracias :)

miércoles, 6 de febrero de 2013

Soluciones a la hipoteca: verdades como puños

Me extiendo poco. Me acaba de llegar via un Retweet de El Ciudadano Humano el video que os dejo al final del post. Es la intervención que hizo anoche en el congreso de los diputados para hablar sobre el problema de las hipotecas. Y es que esta señora sabe de lo que habla es la portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas y de esto de los problemas con las hipotecas sabe un rato. Y desde el principio lo demuestra y demuestra su hartazgo con la forma de tratarla este problema.

Son 40 minutos, pero merece la pena que nos detengamos un ratito para variar, que dejemos las prisas que internet nos impone y que la escuchemos. Porque esta mujer no solo se queja, esta mujer, y la plataforma que representa, proponen soluciones. Saben de lo que hablan y está claro que, como ella misma dice, no van a ser los que nos han metido en esto los que nos saquen de aquí. Echad un vistazo. Seguramente ya habréis visto la parte en la que arremete contra el "experto" anterior, pero el video está plagado de datos que conviene escuchar. Verdades como puños.


Creo que hay que escuchar más a gente así. Dudo que nada cambien mientras sigan gobernando los mismos. Llamese Rajoy, Rubalcaba, Lara, Botin...

Fuente: Assemblea Vallirana, via CiudadanoNick

lunes, 4 de febrero de 2013

Día internacional contra el cancer

Imagen: blogs.hogarutil.com
Reconozco que aunque me preocupan estas cosas e intento ser solidario, no suelo hacerme eco de ellas en este blog. En cierto modo me preocupa pecar de oportunista y que penseis que me subo al carro del tema del día para ganar "adeptos". Los que me conocéis ya sabeis que no. Sin embargo hoy si quiero hacerme eco de esto.

Me enteré que hoy es el día internacional contra el cancer por el blog de Carme Chaparro. Os recomiendo su lectura porque yo no podría expresarlo mejor. Será que he vivido de cerca demasiadas veces esta enfermedad, incluso recientemente, y creo que es algo que todos deberíamos tener un poquito en mente. No obsesionarnos, porque al final esto es una lotería. Sé de gente que ha maltratado su cuerpo hasta el infinito y que ha muerto de viejo tranquilo en su cama y gente que, aún cuidándose y llevando una vida relativamente sana, lo han sufrido.

Al final está claro que el cancer(es difícil hasta decir la palabra) es, como he dicho, una lotería pero cuantas menos papeletas compremos, menos probabilidades tendremos de que nos toque. Hay que intentar seguir los sencillos consejos que da Carme en su post. No es nada complicado. Cuídate y revísate. No hace falta mucho más.

Llevar una vida saludable, no comete más excesos de la cuenta, no fumar, algo de ejercicio... Todos sabemos lo que debemos hacer, no soy yo nadie para recordarlo. Eso y revisarnos. No dejar ir ese lunar que se vuelve raro o esas molestias. Detectarlo a tiempo aumenta muchísimo las posibilidades de que se quede en un susto.

No está de más aprovechar este día para recordarlo. Disculpen las molestias por un post más serio de lo habitual. Volveremos a reír y a hablar de tecnología, gadgets y Alicia Young en el siguiente post. O no, nunca se sabe lo que encontraréis aquí ;)

PD: Abrazo extra a mi primo, mi prima y sobre todo a mi tía. Sólo ellos saben por lo que han pasado.

sábado, 2 de febrero de 2013

Paperman VS Signs

Hoy escribo poco y os dejo un par de videos que creo que os gustarán. Unos 10 minutos por cabeza, pero merece la pena que los veáis.

El primero estoy bastante convencido de que lo habréis visto estos días así que igual os lo ahorráis. Es Paperman y es una delicia que mezcla gráficos por ordenador, dibujos a mano, buena música y una bella historia. Está nominado al oscar este año y hay mucha campaña para que lo consiga. Aquí lo tenéis.


Y nada más ver el corto de Disney recordé este que vi hace unos meses y que guarda, como podréis comprobar, grandes similitudes. Ventanas, desconocidos, mudo, bonita música,... Este no es animación, pero no le resta un ápice de belleza.


¿Animación o realidad? ¿Hay original y copia? ¿Inspirado en...? Sea como sea, ambos son preciosos.