Me he mudado



Dagarin.com ya no está por aquí... pero todo lo había lo encontrarás ahora en el nuevo y flamante Territorio Dagarin en www.dagarin.es. Para que no tengas que molestarte, yo te llevo hacía allá. Si algo falla y no estás en dagarin.es en unos segundos, pincha aquí.

Seguro que te va a gustar la nueva casa. ¡Recuerda cambiar tus favoritos y tus suscripciones!

jueves, 31 de enero de 2013

Recuerdos fotográficos

Mi padre era la única persona que he conocido con la paciencia suficiente para terminar estas interminables colecciones de libros por fascículos que venden en los quioscos. O quizás debería decir vendían porque creo que ahora ya venden directamente los tomos completos y son menos tediosas, aunque algo más caras.

El caso es que mi padre si llegó a terminar varias. Guardándolos cada semana, comprando las tapas aparte y llevándolos a encuadernar. Una de ellas era Fotografía Práctica. 4 tomos verdes donde hablaban de los aspectos más prácticos para hacer fotos, el estudio, la iluminación, retrato, paisajes, el laboratorio... Cuanta nostalgia de esas horas pasadas en el cuarto oscuro con mi padre, con esa luz roja, ese olor a productos químicos, viendo como iban apareciendo por arte de magia las imágenes en ese papel blanco al sumergirlas en los diferentes productos.

Recuerdo que en uno de esos tomos vi por primera vez una mujer desnuda. Tenía yo unos 10 años aproximadamente y hablamos de 1980, más o menos. En aquella época pedir el interviú ya era arriesgarse a que te llamaran degenerado y yo era muy chiquitín. Hoy los niños ven tetas y de todo en internet casi antes de dejar de mamar, pero eran otros tiempos.

Me quedé muy sorprendido al ver ese misterio de la naturaleza pero fijaos si he sido raro desde pequeño que ya por aquel entonces no sólo me fijaba en ese cuerpo desnudo sino que me preocupé por leer el texto que acompañaba a las imágenes. Y me marcó mucho el siguiente.

El falso pudor de la modelo con respecto al que observa la foto parece impropio, puesto que quien la está viendo realmente desnuda es el fotógrafo. No obstante, este tipo de actitudes forma a veces parte de los juegos, lo cual introduce en la imagen un factor de picardía que resulta atractivo.

Me acordé de esa frase el otro día pensando en el porqué del éxito del blog de Alicia Young. En la humilde opinión de este bloguero hay muchos factores que contribuyen a su éxito. Su simpatía, su forma de hablar con los lectores, seguramente haber sabido tocar a puertas que han facilitado su difusión (o tener la suerte de que esas puertas se le abrieran por casualidad), la amabilidad y cariño que desprende en twitter... pero también tiene gran parte de su éxito en ese juego de timidez, extraño en una chica que se fotografía el escote, pero creíble por ese pudor y el no querer mostrar su rostro. Resulta contradictorio pero interesante. (ya sabéis que no puedo ser más fan de Alicia y su blog)

Y quise buscar esa foto y esa cita, pensando que no me acordaría, que no sabría en cual de los tomos estaba, que igual hasta lo había imaginado, pero nada de eso. Fui a casa de mi madre, busqué los tomos y recordé exactamente en cual y por que zona estaba. No me equivoqué ni media página.

Preguntadme lo que comí ayer, posiblemente no me acuerde. O cual es la última película que he visto. Tendré que hacer memoria para acordarme, si me acuerdo. Como la memoria almacena de forma tan selectiva. Como desecha cosas y otras las guarda celosamente sin tener ni idea de porqué, pero intuyendo que necesitarás esa información el día de mañana. O que simplemente te gustará recordarlo.

Ver las fotos de Alicia me ha recordado esas fotos, esas fotos me han recordado a mi padre, mi padre me recuerda esos grandes momentos que tanto extraño. Es curioso como la memoria enlaza unas cosas con otras y como siempre borra lo malo y va dejando lo bueno. Dejarse llevar por los recuerdos suele ser bueno

martes, 29 de enero de 2013

Vine y el porno

Dicen que la vida siempre acaba abriéndose camino. Por muy grande que sea la catástrofe que suceda, siempre habrá especies que sobrevivan y que hagan surgir y renacer la tierra. La evolución y todas esas cosas. Y algo parecido parece suceder con el porno y el sexo. Que bien mirado también tienen mucho que ver con la vida. Pero vamos al grano.

Hace unos días que Twitter publico en la AppStore de Apple la aplicación Vine. Se ha venido a llamar el Instagram de los los videos pero yo no llego a tanto, más bien es el twitter de los videos. Su funcionamiento es un tanto particular. Darse de alta con la cuenta de twitter y empezar a seguir gente y que te sigan. Los videos también se graban de una forma un tanto especial. Enfocas lo que quieres grabar y se registra mientras mantengas pulsada la pantalla. Cuando dejas de tocar, entra en Pausa y puedes grabar otra cosa o dar por finalizado el video y subirlo a Vine. Punto, sin mucha más complicación.

Al igual que Twitter impone un estricto límite de 140 caracteres por twit, Vine sigue una premisa similar limitando la duración del video a 6 segundos. El tope de caracteres de twitter hace que la gente se estruje el cerebro y sea capaz de concentrar auténticas historias o escribir pequeños poemas o ideas de una forma espectacular. Ultimamente lo vivo con una recién descubierta twittera, RosaCondeTV, que es capaz de concentrar en un twit pequeñas historias y mucho sentimiento (como sé que no hacéis caso de mis FF, os recomiendo por aquí que empeceis a seguirla a la de ya). La idea de Vine es similar y ya empieza a haber fantásticas joyas en 6 segundos (cuando lo controle un poco más y sepa poner enlaces por aquí, los pondré).

Como ya podeis suponer por el título del post, el porno ha entrado con fuerza en Vine. Miles de videos de 6 segundos, que también tiene mérito hacer porno de sólo 6 segundos, han inundado la recién nacida red social. Y los gritos han clamado al cielo. Se han alzado voces pidiendo el cierre, que no se siga distribuyendo la aplicación, etc. Apple, de momento la unica tienda en la que está disponible, ya la ha hecho desaparecer de sus destacados y la tiene por ahí perdida en la tienda. Pero no la ha eliminado, ni creo que lo haga.

Os soy sincero, no acabo de entender la polémica. Estoy convencido de que twitter está plagado de fotos pornográficas de todas formas y colores y nadie se escandaliza. Lo mismo que Facebook y Youtube. Supongo que la única diferencia es que estas redes tienen más depurados los filtros y en cuanto un usuario denuncia sentirse "ofendido" por un video lo eliminan, que es lo que está pasando con Vine.

Al final, todo esto quedará en una simple anécdota, una polémica que sólo ha servido para que más gente conozca y se enganche a Vine buscando ese microporno. Que vete tu a saber si no sea algo más que previsto y provocado. ¿Qué mejor forma de atraer usuarios que el reclamo del sexo?. Sea como sea, Vine sobrevivirá, con o sin sexo, si la creatividad de la gente da juego. Ya es bastante patético ver fotos de comida y pies continuamente en Instagram como para ver videos de gente sacando la lengua o comiendo ese plato del que acaba de hacer una foto en Instagram. Esperemos que impere el sentido común y el sentido del buen gusto.

Demos tiempo al tiempo, esperemos que se estabilice y veremos si Vine es el complemento ideal de Twitter o se queda en tormenta de verano, pese a estar en pleno invierno.

domingo, 27 de enero de 2013

Conformismo

Empiezo confesando que este post surgió para  el blog de Marta Fernández. Viendo las audiencias del programa, pensé en escribir algo sobre eso. Sin embargo, a medida que el post iba evolucionando en mi cabeza me di cuenta que era más apropiado escribirlo aquí, porque esto del conformismo no es, ni de lejos, aplicable sólo al programa de Marta.

Como os digo, surgió viendo las audiencias. Llamadme friki, lo sé, pero hace un tiempo que guardo en una hoja de cálculo de Google Docs los datos de audiencias del programa de Marta. En mi afán de estar documentado y preparado para posibles post pensé en su día que era una buena idea hacerlo y, como no supone más de dos minutos al día, continúo haciéndolo. Apuntando las de esta semana y sacando la media semanal, me di cuenta que son casi iguales desde hace mucho tiempo. Son decentes pero desde hace mucho son superados día tras día por la competencia. Sin embargo parecen estar instalados en el conformismo, en la comodidad de tener unos datos que son suficientes. Punto.

Ya os decía que a poco que reflexioné sobre el tema me di cuenta de que se trata de un mal demasiado extendido. Desgraciadamente existe demasiado conformismo en general. Si algo funciona, ahí se queda. Para qué intentar mejorarlo. ¿Que hay cosas mejores? Pues vale. ¿Que sabemos que podemos hacerlo mejor? Da igual, me conformo con esto. Puede ser miedo a que el arriesgarnos a mejorar pueda hacernos perder lo que ya tenemos, retroceder en vez de avanzar. Puede ser simple comodidad: si esto funciona y estoy bien, no voy a esforzarme. El caso es que con demasiada frecuencia nos conformamos.

Ojo, que soy el primero en incluirme. Mi vida sentimental es una gran prueba de ello. El miedo al sufrimiento y/o la comodidad de estar sólo en casa, viviendo mi vida la mar de feliz, me hace conformarme y no esforzarme por buscar una nueva relación estable. Prefiero esta soledad cómoda, segura y sin sobresaltos a adentrarme en el placer de iniciar una nueva relación con una mujer. Pero eso va a cambiar.

Faltan unos 15 días para que se cumplan dos años desde que dejé de fumar. Pude hacerlo. No me conformé, sin ayuda. La semana próxima, tras el susto y el miedo en el cuerpo que me ha metido el médico esta semana, me apunto al gimnasio y comienzo a cambiar mis hábitos de comida. No lo llamaré dieta, simplemente cuidarme más. Y es sólo el principio. He decidido que conformarse no está bien, es signo de "flohera" y no quiero. Quiero empezar a arriesgar, a no conformarme, a pensar que es posible y que merece la pena arriesgar.

Hay un muy famoso discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford que es todo un ejemplo de motivación. No es la primera vez que lo pongo aquí y posiblemente muchos lo hayáis visto ya. Está lleno de frases memorables como ese "Stay hungry. Stay Foolish" final pero hay más. En el minuto 8:30 el Tito Steve dice: "The only way to do great work is to love what you do. If you haven´t found it yet, keep looking. And don't settle" (La única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si aún no lo han encontrado, sigan buscándolo. Y no se conformen).

Son quince minutos de video, en ingles subtitulado, pero si no lo conocéis os garantizo que merecerá la pena. Y si lo habéis visto, recordadlo. Demasiado a menudo se nos olvidan muchas de las cosas importantes que aquí se dicen.


PD: A los que entráis buscando post tecnológicos, tranquilos, el siguiente lo será :)

viernes, 25 de enero de 2013

Hoy es un gran día

Hoy este post es muy cortito, pero muy muy emocionante para mi. Hoy es un gran día para este blogguero. Hoy lo que podía decir de tecnología y tal no lo he escrito aquí, está en el blog de Alicia Young porque está fantástica blogguera y mejor persona me ha concedido el privilegio de dejarme un lugar en su casa desde el que hablar a sus miles de seguidores. Y no puedo estar más contento, nervioso y emocionado.

Ya sabéis lo mucho que suelo extenderme pero poco puedo decir. Sólo invitaros a que paseis por allí, no ya a visitar mi sección, a conocer a Alicia y su blog. Seguidla en twitter y leed sus post y sus comentarios. Os convencerá de lo que os digo

Gracias a Alicia por esta oportunidad, por la confianza depositada y por tanto cariño que derrocha. Todo lo que te diga por aquí parecerá mucho y será poco.

Besos de gracias infinitas.

martes, 22 de enero de 2013

Los escotes de Alicia se hacen más grandes

Si, ya se que he recurrido al titular fácil y llamativo para llamar vuestra atención. Que a todos os ha venido a la cabeza una operación de aumento de pecho al ya de por sí más que generoso escote de mi querida (y seguro que también vuestra) Alicia Young. Pero no, no se trata de eso que, a la vista está, no lo necesita. Lo que se hace más grande es la web de la madrina de este blog, Los Escotes de Alicia.

Desde anoche Alicia sube de nivel y tiene entidad propia como Web en losescotesdealicia.com. Desde ya podéis empezar a cambiar vuestros marcadores en favoritos de los navegadores o suscripción en vuestro lector RSS para seguir al día de lo que Alicia va a continuar ofreciendo. Y aunque será la misma Ali, con sus juegos, contándonos sus pequeñas y grandes historias del día a día y conversando con nosotros, la web si que ha cambiado. Mucho y para bien.

Podéis disfrutar ya el gran logo que diseñó el amigo Juanje, el que ilustra este post, un look más cuidado y unas cuantas secciones donde están organizadas sus fotos, aunque aún quedan algunas sorpresas por llegar (esta chica es inagotable). Ya os conté que estoy enganchado a su blog y cada día más a ella, me tiene atrapado.


La nueva web es clara, limpia, blanca y con algo de publicidad en los laterales, nada invasivo. Precisamente la publicidad ha sido motivo de polémica en los primeros comentarios. Por un concurso también que ha organizado y en el que la inscripción cuesta 2 euros, parte de los cuales van a asociaciones benéficas, principalmente las que luchan contra el cancer de mama (al igual que el resto de la publicidad del blog). Que si se ha vendido, que si ya no será lo que era, que si la publicidad. Mi modesta opinión es que los que comentan eso son una panda de egoístas con poco cerebro. ¿En que cabeza cabe que alguien que ha logrado lo que ha logrado Alicia no intente de alguna forma amortizarlo? O por lo menos que cubra costes (que ya tener su servidor tiene sus costes) y que de alguna forma su tiempo se recompense con algo más que el siempre bienvenido agradecimiento y cariño de sus lectores. Protestar por lo de la publicidad sin valorar todo lo que hace me parece tener muy poco respeto por el trabajo de Alicia.

Ya sabéis: losescotesdealicia.com. No sé qué hacéis aún aquí que no estáis ya disfrutando la nueva web de Alicia. Insisto, en lo que comenté en el primer post: me encanta jugar al juego que propone Alicia.

viernes, 18 de enero de 2013

Lo que se habla por DM, queda en los DM

Una vez me dijo una ex, no la Sandra de la que siempre os hablo, que si alguien te cuenta un secreto es porque no se atreve a decirlo y quiere que tu seas su altavoz. Ese 'Prométeme que no se lo vas a decir a nadie', según ella, es una llamada a que lo cuentes. Y más si va seguido de un 'sobre todo que no se entere XXX'. En ese caso es a XXX al primero que se lo debes contar.

Yo no sirvo para esos juegos, soy demasiado simple. Para mi un si es un si, un no un no y un secreto es sagrado. Si cuento un secreto o hablo con alguien algo en privado, no me gusta que se difunda. Si digo que no quiero que se entere fulanita o menganito es porque no quiero que se enteren. Y si a mi me contáis un secreto se vendrá conmigo a la tumba, no esperéis nunca de mi que sirva de vehículo para ese tipo de historias.

Recuerdo perfectamente una conversación con Marta Fernández, mi siempre querida y admirada Marta, en un café en Madrid. Como ya sabéis tuve la suerte de conocerla y he podido compartir algunos ratos con ellas gracias a esto de bloguear, a Twitter y a que es una persona estupenda que me brindó esa oportunidad. Recuerdo que en un momento de la conversación me comentó 'Es que no se lo que te puedo contar porque no se si hablo con Daniel o con el bloguero'. 'Nada de lo que me cuentes aquí saldrá en el blog salvo que me digas expresamente que quieres que lo cuente' fue mi respuesta sin dudar. Era algo que tenía clarísimo.

Para mi la confianza es esencial en la vida. Soy excesivamente confiado al principio con las personas, lo sé. Siempre pienso que todo el mundo es bueno y que nada es mentira. Pero en el momento que me decepcionan me cuesta la vida misma volver a confiar. Hay quien sabe utilizar esa información confidencial muy bien, ganando la confianza de unos precisamente fallándole a otros. Yo nunca he sabido jugar a eso, ni quiero aprender a hacerlo.

En alguna ocasión le dije a Marta 'Lo que se habla por DM, queda en los DM'. Lo que se cuenta en privado, privado es. Es una máxima que mantengo y creo que debería ser así aunque sé que no sueñe ser así. Pero seguro que el raro soy yo.

martes, 15 de enero de 2013

Rinconcitos en la red (X) - Cris Andina Fotografía

Foto: Cris_Andina, por supuesto
Los más viejos del lugar recordarán cuando hace mucho mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana (en este mismo blog, vamos), había una sección casi semanal en la cual os recomendaba rinconcitos especiales en la red. Webs que me parecían especiales por un motivo u otro. Algunas conocidas y otras menos, pero no las grandes webs que todo el mundo visita.

Pues hoy quiero retomar, no sé si por mucho tiempo o sólo por hoy, esa sección y presentar una nueva web que acaba de salir al aire. Es la web de la buena amiga y gran fotógrafa Cris Andina. No es ni mucho menos la primera vez que hablo de ella en este blog pero me parece que si es la primera vez que lo hago en plan "profesional".

La amiga Cris tiene un don para la fotografía. Es de esas personas que parece que han nacido con una cámara pegada al ojo. ¿Veis cuando esos guitarristas tocan riffs imposibles, sin mirar, como si la guitarra fuese una extensión natural de sus manos? Seguro que alguna vez os habéis fijado. Pues Cris es igual con la cámara. La he visto alguna vez haciendo fotos por Madrid y en un mini-concierto y es apasionante verla trabajar.

Y claro, eso luego se refleja en sus fotos y si antes podíais verlo en su blog, ahora se ha currado crisandina.com, una estupenda página más clara y organizada. Son de las páginas que me gustan, sin distracciones, sin artificios, para centrarte en el contenido, que es lo que importa. En este caso en las galerias de fotos. Pasead por ellas, os encantarán. Podría recomendar alguna, pero prefiero que las descubrais (Algunas fotos de las sesiones con Nieves o el concierto de Jane Joyd son espectaculares, pero yo no he dicho nada).

Descubrid este rinconcito recién estrenado y ya me contáis. Os va a gustar crisandina.com. Y si no, os devuelvo vuestro dinero.


domingo, 13 de enero de 2013

Soy lo que soy

Alicia, Madrina Oficial de Territorio Dagarin
Lo primero agradecer la tremenda acogida del post anterior. Gracias a todos por las visitas y los comentarios en el blog y twitter. Con gente así da gusto escribir. Y gracias especiales a Alicia. Desde este mismo momento, Alicia es nombrada, y espero que no le moleste que me tome esta libertad, Madrina Oficial de Territorio Dagarin. Gracias por pasarse por aquí a leer y comentar, por recomendar a sus seguidores que lo visiten y por esta dedicatoria que ilustra el post y que, desde hoy, será la estrella de este blog como Madrina Oficial. Es la mejor forma que se me ocurre de agradecérselo. Bueno, le pondría un duplex donde ella quisiera encantado o la invitaría a recorrer el mundo pero no está la cuenta corriente para esos lujos. En serio y de todo corazón: Gracias, Ali. Se te hace entrega de las llaves de oro de esta tu ciudad.

Y ahora vamos con el post, que enlaza con el del viernes como os prometí, porque es un agradecimiento a mis followers. Porque si el otro día os di las gracias a todos los que sigo en twitter por alegrarme la vida, hoy quiero hacer lo propio con la gente que me sigue, mis queridos followerciños, "palabro" que adopté precisamente gracias a una amiga twittera. Y es que nunca ha dejado de sorprenderme que haya gente que me siga en twitter. Entre 300 y 400, que no es nada si pretendiese ser una TwitStar, pero que para lo que hago, que es sólo disfrutarlo, me parece un montón. Quitando empresas que me siguen por interés y esos que siguen a 70.000 personas simplemente buscando el FollowBack (que tú lo sigas porque el/ella te sigue) creo que andaré sobre los 200 seguidores, los que realmente llamo followers.

Una cosa tengo muy clara y he respetado siempre: Nunca he pedido a nadie que me siga y nunca he seguido a nadie por obligación. No devuelvo los follows por compromiso, ni pido a nadie que me siga. No ando por ahí, como tanta gente, pidiendo follows a famosos/as, coleccionando seguidores (mi gemer @chefidiaz sabe bien de lo que hablo). Aquí no hay obligaciones. Cada seguidor real que tengo, cada uno de vosotros, sois gente importante, gente que, de una u otra forma, ha visto algo interesante en mis twits y por eso os aprecio. Me siento muy honrado de contar entre mis followers a gente como Mara Torres, Marta Fernández, PeichMonica Martínez (mi querida twitñera) que, teniendo miles de seguidores y siendo personas a las que admiro profundamente, me tienen en sus timelines. Pero también Raquel, Vicente, Eva o Carmen son para mi gente especial por haberme dejado entrar en sus vidas virtuales.

Si algo he aprendido con el tiempo es que soy como soy y al que no le guste, que no me compre, las cosas son así. Si halago a Marta Fernández, Alicia o JotaBenedi es porque quiero, no por pelotear ni ganarme el favor de nadie. Lo hago porque me sale, porque me apetece decírselo y, como expliqué en otro post, no creo que sea malo hablar bien de alguien. No me voy a cortar porque lo que piense algún/a follower, como me ha pasado hace un par de días. El botón de Unfollow está ahí para el que no le guste.

Anoche estuve disfrutando en primicia de la nueva web de la amiga Cris y, como le dije por guasap, si algo no me gusta prefiero el silencio, pero si me agrada me gusta proclamarlo a los cuatro vientos y compartirlo. Ya sean webs o, sobre todo, personas. Esa es mi política, esa es mi actitud, ese es dagarin.

Gracias a todos los que me seguís por estar ahí. Gracias por aceptarme tal como soy y dejarme entrar en vuestras vidas virtuales e incluso reales (que grandes "desvirtualizaciones" he tenido, y las que seguro que me quedan). Y os dejo, tras el tochi-post, con un poco de música. Inspirada por Raquel Martos y su "Los besos no se gastan". Porque soy lo que soy y soy lo que veis. Así de simple.


viernes, 11 de enero de 2013

Personas que te hacen reír

No soy muy fan que digamos del Sr. Jordi Gonzalez. Me parece bastante prepotente en sus comentarios y en su forma de presentar. No me gusta su actitud en TV ni lo sigo en twitter, pero cuando alguien tiene razón, la tiene. El martes me llegó este twit suyo a través de alguien (que me perdone, pero al guardarlo como favorito no guardó quien lo retwiteó)

Alguien dijo, y estoy de acuerdo, que al final sólo quieres estar con las personas que te hacen reír.

Extendiendo un poco el concepto "reir" a animarte o hacerte reflexionar un poco, estoy totalmente de acuerdo con la afirmación. Llevo precisamente unas semanas, más o menos desde navidad, haciendo limpieza de mi TimeLine de twitter. Sé que me ha costado un buen puñado de unfollows pero os digo sinceramente que me da igual, pero mucho. Y precisamente ese tema de la risa es uno de los que más me está motivando a hacer unfollows.

Confieso que estaba muy hundido con mi TL. Eso de entrar y encontrar 200 RT sobre la prima de riesgo, los desahucios, la corrupción, .... me ponía de mala leche. O esa gente que sólo entra en twitter para quejarse, para decir lo mal que está, lo malo que es esto o lo otro, la mierda que es la vida (suya o ajena). Y de ellos me estoy limpiando. Incluso de medios de comunicación, que bajaba la bolsa medio punto y tenía 30 twits de 30 medios diferentes informándome y amargándome el café.

La vida de por si es ya bastante jodida. Todos tenemos problemas, yo incluído. Que no lo cuente no significa que no tenga problemas, que no llore, sufra, me preocupe... Por supuesto que no soy tonto y sé como está el patio, pero no necesito que me lo recuerden también en twitter. Por eso estoy limpiando muy mucho mi TimeLine y quedándome, sobre todo, con gente que me hace reír y disfrutar.

Gente como la recién descubierta Alicia Young y la loquísima Comunidad del Escote que tanto una como otros me hacen pasar buenos ratos en twitter. Ya os hablé de ella hace unos días en este post y si estaba atrapado por su encanto, que no sólo por su escote, cada día más. Es una desconexión total ver los twits de Alicia cargados de buenas vibraciones, siempre regalando su simpatía y su alegría. Es de esas twitteras que me gustaría desvirtualizar porque intuyo, sé, que sería de esos encuentros inolvidables como otros que ya he vivido con gente de twitter. O esa Comunidad del Escote llena de locos maravillosos que emulan a Alicia fotografiándose sus "escotes" y pantorrilas o hacen dibujos o planean locuras como montar un grupo de guasap. Son personas que me hacen realmente desconectar y pasarlo bien, olvidarme de preocupaciones y disfrutar con ellos. Especialmente con Alicia, que además ayer tuvo el tremendo detalle de dedicarme una foto. Un encanto de persona y twittera.

Y por supuesto no me voy a olvidar de los clásicos de toda la vida, de esos twiteros que llevan tiempo, años en algunos casos, conmigo aportándome tanto. Gente como @Lageller, @tv0n, @Cris_andina, @LailaJimenez@JotaBenedi, @_peich@IreneHerrero, @rutims, @Andrea_Diez_ y otros muchos que sí me ayudan a desconectar de la tristeza y me alegran el día cuando entro en twitter. No están todos los que son, es imposible mencionarlos aquí a todos. Podéis echar un vistazo a la gente que sigo. Echad un vistazo a los vuestros y pensad si entráis a twitter con alegría o con cierto "rechazo" pensando en lo que os encontrareis. Yo estaba en el segundo caso y gracias a esta limpieza, y la que me queda, entro con otro ánimo. Me apetece entrar a ver que se cuece por Twitter. Y os diría que hasta me afecta en mi ánimo general.

Que si, que otra opción es desconectar, twitter no es ninguna obligación. También lo hice, pero hay mucho bueno en twitter que tampoco me apetece perderme. Gente como Alicia y todos los que he mencionado antes. Igual es eso de que la ignorancia da la felicidad. El caso es que, como bien decía el Sr. Jordi Gonzalez, al final sólo quieres estar con personas que te hagan reír.

Considerad esto una especie de #FF enorme para todos los que estáis en mi TimeLine de twitter. Para mi sois importantes y merecéis mucho la pena.

PD: Próximamente, post especial dedicado a los que me seguís.

domingo, 6 de enero de 2013

Cuestión de ritmo

Pensar en ritmo es, inevitablemente, pensar en música. Pero ni mucho menos es lo único que tiene ritmo. Todo lo tiene. Las ciudades tienen ritmo, que varía a lo largo del día. Las películas tienen ritmo, las series y programas de televisión. La vida misma está marcada por el propio latido de los corazones.

Los libros también tienen ritmo. Cada historia que cuenta un libro tiene vida propia y ritmo propio. Natural, inconsciente, que no notas cuando es el correcto pero que te das cuenta que no está bien, cuando lo sientes desacompasado. Ahora precisamente estoy leyendo uno de esos libros a los que no acabo de encontrarle el ritmo. Con momentos brillantes pero otros muy forzados. Donde notas que quien lo ha escrito tenía un montón de ideas en la cabeza, de referencias que quería meter, y las ha colado todas como ha podido, sin ese ritmo. No ha salido natural, no me atrapa, no me adapto a ese ritmo. Veo surgir cosas aquí y allá, muchas de ellas muy buenas, pero no las veo aparecer con naturalidad.

No es que sea lento o rápido. Puedes tener cualquier tempo, pero debe ser el apropiado para la historia, lo que los personajes te piden. Y precisamente este libro, cuyo nombre no quiero decir porque prefiero hablar de lo bueno y no de lo malo, me ha hecho darme cuenta de porque me gustó tanto La Vida Imaginaria, el libro que leí justo antes.

Mara Torres, la autora, consiguió que me creyese a Fortunata. Me hizo ver el personaje como alguien real, como una persona muy similar a mi en muchos aspectos y muy diferente en otros, pero alguien muy auténtico. A ratos incluso lo identifiqué y le puse cara y voz de una amiga twittera. Sentí su vida, sus aventuras y desventuras, y me dejé llevar por la historia. Y es que tenía ritmo, fluía, era como la vida misma. Momentos fulgurantes, momentos lentos, me atrapaba. Es como esa música que no puedes evitar cerrar los ojos y seguirla con los dedos o que tu cuerpo se mueva a su compás. Que te emociona y te eleva o te relaja. Así vivía la vida de Nata porque Mara supo darle ese ritmo que su vida pedía.

No voy a contaros la historia. Hay mil webs sobre literatura que saben hacerlo mucho mejor que yo y lo han hecho. No soy analista, no soy escritor, sólo un lector que dejó que el ritmo de esa Vida Imaginaria lo guiase.

Pude comentar a Mara Torres, ventajas de Twitter, que su Vida Imaginaria me había reconciliado con la lectura. Y es cierto. Tras muchos libros que más o menos me gustaron, con buenas historias y con momentos sublimes entre cosas normales, La Vida Imaginaria me hizo volver a disfrutar sin pensar. Su ritmo me atrapó y me hizo volar en esa burbuja imaginaria que Nata, en un pasaje del libro, utiliza para volar de su casa al trabajo.

Y es que todo es cuestión de ritmo, de saber adaptar el ritmo de la historia a lo que la historia requiere. A hacer que fluya sin forzarla. Y Mara Torres lo consiguió. Y viendo lo que estoy viendo en el libro actual, aún aprecio más su gran trabajo.

Por supuesto, lectura más que recomendada. Ligera, amena, intensa, urbana. ¡¡Corred a por ella, insensatos!!

martes, 1 de enero de 2013

Sobre el fin de Install0us y la piratería

Ha sido la última bomba que ha sacudido el mundo Apple en los últimos días del año pasado (como mola decir eso de "el año pasado"), el cierre de Install0us, la tienda realmente pirata de iOS, nada que ver, directamente, con Cydia.

Hay dos conceptos a tener muy claramente diferenciados: Jailbreak y Pirateo. Soy muy partidario del Jailbreak, razón por la que aún me mantengo en iOS 5 y que además ha sido declarado legal, por las enormes ventajas. Ya me explayé en su día sobre el tema del Jailbreak en este post y no os voy a dar la lata con ello. Si no sabeis lo que es y las ventajas que ofrece, acudid a este post.

El otro punto es el pirateo. Gracias a Cydia, la "tienda" que te permite descargar ese software no autorizado por Apple, podías descargar una serie de librerías de unos señores llamados Hackulous y un programa llamado Install0us. Sin paños calientes: este programa te permitía bajar todo aquel software que es de pago en la AppStore oficial de Apple por la módica cantidad de 0 euros. Y eso no esta nada de bien, o sí. A saber.

Imaginad que sois nuevos en iOS, como yo hace unas semanas en Android, y estáis buscando programas interesantes. Un cliente de twitter que os convenza y un lector de feeds (este fue mi caso con Android). Hay tranquilamente 20-30 programas, la mayoría de pago. Y leéis por ahí, os informais por foros y finalmente se os queda reducido a 5 o 6 que son los que la gente comenta que son los mejores. Y si que son baratos, no llega a 3 euros ninguno, pero por 6 ya hablamos de más de 15 euros. Que tampoco es una burrada, pero en realidad sólo vais a necesitar UNO de 3 euros, el resto es dinero "tirado" en pruebas. Y por desgracia hay muchos que no tienen versión gratuita de evaluación, así que os toca jugarlo a un par de cartas. Y esto para todo el software que queráis: gestor de tareas, lector de noticias, retoque fotográfico, conversores de unidades y tal. En pruebas se os puede ir una pasta interesante en programas que realmente no vais a utilizar.

¿Mi opción? Me bajo esos 5 o 6 finalistas y me paso unos días o unas horas con cada uno. Al final, el que me convence, lo bajo de la AppStore y pago lo que toca. Igual algunos pensais que es una tontería, que ya que lo tengo gratis para qué pagar. Pues porque en el fondo me siento hasta mal pirateando algo que me cuesta lo mismo que un desayuno normalito. Me parece muy rastrero (perdonadme los que lo hagais) no pagar por algo tan barato y que utilizo a diario. Eso es así.

Ahora el chollo se acaba, ahora tocará arriesgar. Por suerte, tengo ya mi batería de programas esenciales muy clara pero igual a partir de ahora empiezo a perderme alguna joya como Mr. Reader para el iPad porque no me arriesgaré a probarlo. Escuchando las críticas me decidí a usar la misma técnica: prueba a través de Install0us y en cuanto vi lo fantástico que era, compra via AppStore.

El cierre de Install0us se vende como una victoria de Apple contra la piratería. Yo, sinceramente, no lo veo así. Han sido ellos los que lo han cerrado debido al poco tráfico que tienen. Según ellos mismos, se ha convertido en una ciudad fantasma. El cierre de Install0us no es una victoria de Apple en si misma sino del propio sentido común. El éxito de poner el software a precios razonables.

Por cierto, este no es el fin de pirateo: sigue habiendo alternativas, aunque no tan cómodas. Eso si, yo en este caso sólo puedo recomendar que actuéis con responsabilidad. Si usuais el TweetBot a diario, por poner un ejemplo ¿En serio os parece caro y no podéis permitiros pagar los 2,69 € que cuesta? Perdonadme pero no me lo creo.