Me he mudado



Dagarin.com ya no está por aquí... pero todo lo había lo encontrarás ahora en el nuevo y flamante Territorio Dagarin en www.dagarin.es. Para que no tengas que molestarte, yo te llevo hacía allá. Si algo falla y no estás en dagarin.es en unos segundos, pincha aquí.

Seguro que te va a gustar la nueva casa. ¡Recuerda cambiar tus favoritos y tus suscripciones!

viernes, 1 de marzo de 2013

De Jesus Vázquez, famosos y publicidad

Leí ayer tarde tirado en el sofá este curioso artículo de EsferaIphone donde nos demuestran que una cosa es lo que nos venden los famosos, previo pago de las compañías, y otra muy distinta sus gustos reales. Y vosotros diréis "pues claro, ellos dicen lo que les pagan por decir, no lo que realmente les gusta". Tenéis razón... o no. O quizás siempre ha sido así y no nos dábamos, o me daba, cuenta tanto como hasta ahora.

El problema es que la tecnologia es muy chivata y no puedes ir  twiteando, como hizo Oprah, que adoras la Surface (de Microsoft) y hacerlo desde un iPad. No pega. ¿Os imaginais a Jesús Vázquez después de la lata que da con Jazztel desde no se cuando y que tenga en su casa Vodafone? Y es que en la publicidad juega mucho la credibilidad. ¿Cuantos no habéis escuchado eso de "pues yo quiero los calzoncilos que usa fulanito? O el Activia de la Machi, o el coche de Alonso. Hablando de Fernando Alonso. Obviamente no lo vamos a ver llegando al circuito ni conduciendo por la calle el F2013 o como se llame el modelo de este año, pero no lo veremos con un Mercedes, ni un BMW... seguro que llegará con su Ferrari "de calle" o su FIAT o algún otro coche de la marca. Porque eso es así, porque está en el contrato.

Pues algo así debe cuidarse con Oprah o con Jesus Vázquez. Porque el primer daño, obviamente, es en la imagen de la marca que ve como la gente piensa que ni por dinero dejan de usar su iPad para pasarse al Surface. Pero lo peor es que la imagen del propio famoso queda tocada. Pierde uno de los valores más difíciles de conseguir: su credibilidad. Os pongo un ejemplo de hombre anuncio: Jesús Vazquez.

Leí hace poco en 20 minutos que había sido el famoso que más publicidad hizo en televisión en 2012. Ahi es nada. Y eso que tampoco ha tenido muchos programas, pero aparte de todo lo que "colocaba" en el tiempo que estuvo en La Voz no para de salir con Jazztel, Savia y otras marcas. Eso es así, pero lo importante que tiene Jesus Vázquez es que te lo crees. Yo creo que él tome Savia, que use un tablet de Sony y que, por supuesto, tenga Jazztel en casa. Por descontado que regalados por las marcas, faltaría más. Pero me da que los usa, no como Oprah, que teniendo el Surface twittea desde su iPad. Leí una entrevista de Jesús donde lo dejaba muy clario. El cobra por todo lo que vende pero lo ha probado personalmente y lo usa, no anunciaría productos que no le convenciesen y que no quisiera usar. Eso es lo que dijo. Será verdad, será mentira, pero desde luego eso es preocuparse por su bien más preciado: él mismo y su imagen.

Esa credibilidad cuesta horrores ganarla y es lo que más puede cotizar a la hora de negociar una cantidad para una marca. Esa imagen de Marca Propia del famoso se va al traste con mucha facilidad. Y por supuesto que me planteo que el twitt de Oprah no lo pusiera ella sino su Community Manager, jefe de prensa o becario encargado del twitter, pero aún mas grave me parece que un supuesto profesional cometa hoy en día esos fallos.

Son cosas que pasan, despistes que todos podemos tener pero que en un mundo tan globalizado y con tantos ojos siempre alerta los famosos no se pueden permitir. Por que estos despistes pueden suponer mucho dinero para ellos y para las marcas. O bueno, que los tengan y así sabremos cuanto de mentira hay en todo esto.

14 comentarios:

  1. Cuanta razón, la credibilidad en el trabajo y en la vida diaria, cuesta horrores ganarla...ahora... perderla...he visto verdaderos desastres!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es así. La confianza se gana muy poco a poco y es muy duro conseguirla, pero se viene a trate en nada. Tanto en los famosos como en la vida real. Cuesta mucho irte abriendo a alguien y cuando luego te dan el palo, ufff.

      Besos, Ali!

      Eliminar
  2. Buen post nada a comentar, yo anti-marcas aunque en ocasiones no tiene más remedio que comprarlas.
    Dejo un enlace que con los tiempos que corren a alguien le vendrá bien, es muy interesante, te das cuenta de como nos toman el pelo.
    Un saludo Dagarin.
    http://marcasblancas.wikispaces.com/
    P.D. si buscáis existen más paginas similares a esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen aporte, Juan Antonio. A veces la marca tiene poco valor extra aparte de esa publicidad. A más de uno nos vendrá bien. Yo confieso que si soy marquista para ciertas cosas.

      Un saludo!!

      PD: Ya está listo para el lunes el post sobre lo que tu y yo teníamos pendiente ;)

      Eliminar
    2. Gracias por el link Juan Antonio, suelo ser cliente habitual de Mercadona y me alegro de conocer el origen de la mayoría de sus marcas blancas.
      Saludos

      Eliminar
  3. Muy bien explicado Dani, la reputación de los famosos se pueden ir al traste por cosas así, no cuidarte muy mucho de lo que vendes.

    Porque, en el caso de Jesús, son muchos años ya en el mundillo y sabe muy bien como funciona y cómo tiene que cuidarse de según que cosas; además se le ve un tío muy sensato que seguro controla muy bien todo este tipo de negocios.

    Aunque luego es obligación del futuro cliente buscar y comparar las ofertas que ellos te venden; pues en el caso de jazztel con rascar un poco por los foros podemos ver que no es oro todo lo que reluce.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso por supuesto, la publicidad y los famosos que se prestan a ello, nos van a vender lo mejor de su producto. Los fallos ya tenemos que buscarlos los consumidores antes de tirarnos a la piscina. Eso es así, pero resulta curioso como Jesús no tiene esas meteduras de pata y gente que en teoría es tanto o más profesional como él, Oprah es una de las más grandes en USA, si las comete.

      Nadie es perfecto :)

      Eliminar
  4. Solamente nos dicen Lo que queremos oír,
    Y como son nuestros ídolos,es como sí estuvieramos
    Ipnotizados. Sólo queremos ser como ellos, y
    Que nos vaya igual de bién. Lo que pasa que cuando
    maduras,yá no crees en ídolos y lo todo lo ves
    mucho más claro. Bendita juventud....

    ResponderEliminar
  5. Excelente post Dani, dices verdades como puños, la confianza en esta vida cuesta horrores conseguirla en todas las facetas de la vida, amigos, trabajo, pareja... pero perderla uff q facil es, en un segundo puedes perder lo que has hecho en años.

    Lo de Oprah nos dice q hasta los más grandes cometen fallos, aunque fallos como ese puede costarle dinero pero creo q a ella eso no le importa siendo de las más ricas de USA.

    Un abrazo Dani, que tengas un feliz viernes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oprah y muchos grandes yo creo que no tienen ya problemas de dinero, pero hasta en esto tienen que ser un ejemplo para los que van llegando. Hay que cuidar los detalles y más si estás en un mundo como el suyo, de periodista, donde la credibilidad lo es TODO.

      Y en la vida ya ni te cuento. Fallarle a alguien que confía en ti o que te falle alguien es de las peores cosas que te pueden pasar.

      Saludos!!!

      Eliminar
  6. Buenas Dani...por desgracia vivimos en una sociedad que solo importa lo que hayas hecho en el ultimo minuto....lo que hayas hecho tiempo atrás no vale nada....

    Y por desgracia nos esforzamos en tener credibilidad....para lo bueno o para lo malo (que tambien la hay)....pero no depende de nosotros sino de las opiniones de otros....y eso a veces es luchar contra rueda de molinos.


    (Dani siento haber vuelto a escribir tan tarde )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Xabi. Aquí cada uno comenta como y cuando puede :)

      La credibilidad se gana. O al menos la confianza. Depende de otros, pero si eres coherente entre lo que dices y lo que haces, eso es credibilidad. Podré estar o no de acuerdo con lo que digas, pero sé que no me estás engañando. Eso es credibilidad. Eso es confianza. Lo de querer quedar bien con todo el mundo es lo que a veces nos pierde a las personas en nuestro círculo pequeño de amistadas.

      Un saludo, Xabi.

      Eliminar
  7. Buen post Dani,
    yo normalmente suelo tener el mando de la tele bajo custodia y soy de los que zapean durante las pausas.
    Como consumidor, tengo bastante claro los productos de uso diario que debo comprar, suelo ser bastante fiel.
    Si que es verdad que las ofertas hay que tenerlas en cuenta, no está la economía como para despilfarrar, pero siempre hay que contrastar leyendo la letra pequeña en las webs, etc.
    En cuanto al caso que comentas poco hay que añadir, tanto la marca como el protagonista del spot, deben tener muy claro como actuar para que estas cosas no ocurran.
    En cualquier caso creo que quien sale peor parado es el anunciante, porque si contrata algún famoso para anunciar determinada marca y luego se demuestra que éste en la vida privada o profesional utiliza la de la competencia..., flaco favor.
    Al fin y al cabo el famoso es un mero actor en el spot y la gran mayoría de la gente entiende que lo está haciendo por dinero.
    Bueno, esta es mi opinión al respecto.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una muy buena opinión :) Yo soy de los que más de una vez me sorprendo buscando anuncios porque no me engancha nada de lo que veo en la tele y confieso que la publicidad me atrae. No para comprar cosas sino como se hace, los mensajes, como transmiten, la técnica... me parece un mundo interesantísimo. Tanto en TV como en otros medios. Es otra de mis profesiones frustradas, junto con animador de Pixar (de peque no exitía Pixar pero quería ser animador de Disney)

      Un saludo, Juan!

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.