Me he mudado



Dagarin.com ya no está por aquí... pero todo lo había lo encontrarás ahora en el nuevo y flamante Territorio Dagarin en www.dagarin.es. Para que no tengas que molestarte, yo te llevo hacía allá. Si algo falla y no estás en dagarin.es en unos segundos, pincha aquí.

Seguro que te va a gustar la nueva casa. ¡Recuerda cambiar tus favoritos y tus suscripciones!

domingo, 5 de agosto de 2012

Sobre el cese de Ana Pastor en TVE

Hoy es de esos días que Twitter y mucha prensa de la que leo me toca las narices. Ya sabeis que soy de izquierdas (que no es ni bueno ni malo, es sólo un hecho) y por tanto tiendo a leer prensa e internet que tiende a esa ideología. Por la misma regla de tres, la gente que sigo en twitter suele ser de tendencias parecidas a las mías. A gente como La Razón, ABC, Intereconomía y similares no los sigo ni para echar unas risas. Me ponen tan de mala leche que ni reírme puedo

Y hablando de risas, llevamos un par de días con muchas risas a cuenta del tropezón real. Las risas que está provocando en la izquierda más irrespetuosa (como bien decía una buena twittera el otro día, las caídas de gente mayor no deben ser motivo de risa, sea quien sea esa persona mayor) y en la derecha más acerrima que alaba la compostura real y es capaz de portadas como la de La Razón, alabando el ejemplo que da el Rey de una España que lo aguanta todo.

Ni una ni otra cosa me gustan. Los extremos nunca han sido para mi y siempre he pensado que en el equilibrio está la virtud. Y os cuento todo esto porque hoy llevan twitter y bastantes periódicos de los que leo habitualmente revolucionados con el cese de Ana Pastor. Cada uno ve las cosas según las gafas que lleva. Y escuchar que califican a Ana Pastor como gran periodista y una pena que deje de estar allí, no lo discuto, pero no puedo darles la razón a los que dicen que es un ejemplo de imparcialidad, porque en ese sentido creo que se equivocan.

Si algo no ha sido, desde que yo la sigo en TV, es imparcial. Ha tomado siempre partido politicamente, no sólo contra el PP y a favor de PSOE, sino en otros muchos aspectos. Y claro, de esos polvos tenemos estos lodos. Y es normal, supongo que la menos sorprendida es ella. Porque si algo no se puede decir que me parezca es cobarde. Siempre ha dejado claros sus principios y sus ideas, siendo fiel a ellos. Honesta es otra de las cosas que han dicho sobre ella y con la que estoy completamente de acuerdo.

No es la primera vez que, aún reconociendo sus méritos, reconozco que no me gusta su estilo periodístico. No me gusta que un periodista sea la estrella en tantos momentos. No me gusta quedarme siempre con la sensación de que esa persona no está sacando todo lo que debe a un entrevistado o contándome la noticia completa, sino lo que ella quiere, lo que le interesa. Se podría decir que no me fio de ella, periodísticamente hablando. Prefiero los que no toman tanto partido en esas cosas, los que se muestran más imparciales, los que aparcan su tendencias para tratar por igual a Ruiz Gallardón que a Carme Chacón, por poner dos ejemplos. Aunque no me guste el Sr. Gallardón en general, no me gusta ver que quien lo entrevista parece más un fiscal acusador que un juez ecuánime. Esa es la sensación que siempre me ha dado.

¿Que es injusto lo que está haciendo el PP con TVE convirtiéndola en Intereconomía 2? Por supuesto. Pero no puedo evitar pensar que el PSOE la convirtió en La Ser 2, aunque quizás la dulcificó un poco cuando pudo conceder la licencia a La Sexta. Que sí, que como diría un ex-twittero que no sé si me seguirá leyendo, me meto en camisa de once varas. Hablo de cosas que no entiendo, pero hablo, al igual que lo hace Ana Pastor, con honestidad, fiel a mis principios y para quien me quiera leer.

Lo siento, pero no me da pena Ana Pastor. Sé que en septiembre estará trabajando en cualquier cadena de radio o televisión afín a su ideología y me alegraré por ella y por sus seguidores acerrimos. Más pena me da un tal Toni Garrido, no sé si lo conocéis, que no acabo de entender porque ya no estará por las tardes en RNE. O un tal Juan Ramón Lucas, que si considero alguien bastante más imparcial. O Xabier Fortes, del Canal 24H. Lo de Ana Pastor se veía venir a leguas y supongo que sus seguidores estarán tranquilos, en nada volverá a ejercer en los muchos sitios disponibles.

Y me vais a perdonar, pero tampoco me apena TVE en este sentido. Hace mucho que no veo esos informativos. Sé que, por desgracia, siempre estarán sesgados, por unos o por otros, aquí todos son iguales y controlar la información es vital. Y todos los que ahora dicen que son unos informativos ecuánimes e imparciales, se equivocan. Lo que sucede es que son afines a sus ideas y les gusta lo que ven. Y la prueba la tengo con otra periodista que también ha sufrido una "persecución política" en un canal autonómico (o eso parece leyéndola). Precisamente ella está explicando a su madre que a partir de ahora los mejores informativos son los de La Sexta. Claro. Imparcialidad total, de todos es sabido. Igual que los de Intereconomía. A buen entendedor...

PD: Todo mi respeto por Ana Pastor, que sé que en muchos terrenos es un ejemplo de buen periodismo comprometido, pero cuando uno es fiel a sus principios asume riesgos. Por cierto, creo que precisamente ella es la que menos está lamentando la situación, por lo poco que he leído, lo cual, desde mi humilde punto de vista, la honra porque demuestra que sigue siendo fiel a sus principios y valiente.