Me he mudado



Dagarin.com ya no está por aquí... pero todo lo había lo encontrarás ahora en el nuevo y flamante Territorio Dagarin en www.dagarin.es. Para que no tengas que molestarte, yo te llevo hacía allá. Si algo falla y no estás en dagarin.es en unos segundos, pincha aquí.

Seguro que te va a gustar la nueva casa. ¡Recuerda cambiar tus favoritos y tus suscripciones!

domingo, 27 de mayo de 2012

¡Zorra!¡Puta!

Con esos gritos proferidos a todo pulmón por mi vecino se me ha atragantado hoy la comida. No es la primera vez que en uno de los pisos de mi bloque se escuchan gritos y golpes, pero lo de hoy hay sido exagerado. Desde bien temprano, concretamente a las 8:00, han empezado los primeros gritos y portazos.

Entradas y salidas del piso, carreras hasta por la escalera, gritos de él gritos, de ella. El enfadado, furioso y fuera de sí, ella más tranquila pero hiriente. Y la cosa se calmó a eso de las 10 porque se marcharon dando un portazo y gritándose el uno al otro por la escalera, recriminándose no sé que el uno al otro.

En algún momento indeterminado de la mañana han vuelto sin que lo notase, pero a eso de las 2, cuando estaba a punto de empezar a comer, estas dos palabras a voz en grito, con la puerta abierta de par en par mientras ella salía, han retumbado en mi cabeza y en mi salón.
  • ¡Zorra!¡Puta!
  • No tienes pruebas de nada, calzonazos.
  • ¡Putón! ¡Guarra!
  • Pues ahora no me voy, que esta casa también la pago yo
  • ¡Como entres te mato!
  • Venga, pégame. Si es que lo me hace falta para llamar a la policía y que te encierren, chalao
  • ¡Zorra! - seguido de un estruendo como de una estantería, como poco, cayendo
  • No tienes cojones para pegarme.
  • Gritos de rabia, golpes a no se cuantas cosas.
  • Si estás borracho. O drogao. ¡Si no vales para nada¡
  • ¡Guarraaaaa!
Y más golpes, gritos e insultos por uno y otro lado. Y Dagarín con el teléfono en la mano pensando si llamar al famoso 016 que tanto se encargan de recordarnos en televisión (ahora entiendo que lo hagan y lo agradezco), si llamar a la policía o si quedarse quieto, que en estos casos uno no sabe qué pensar ni qué hacer.

Porque mi primera impresión fue ver un evidente caso de violencia contra la mujer y pensé en llamar al 016 pero mientras decidía si debía hacerlo o no y seguía escuchando no sabía seguro de que se trataba, así que pensé que sería mejor dejarlo en manos de la policía y que ellos decidieran de que se trataba. Pero sobre todo pensaba si debía o no meterme.

Está uno muy mentalizado que en estos casos el que calla puede ser cómplice con su silencio, pero tampoco sabes si actuando estás haciendo lo mejor. Porque yo imaginaba la escena de la policía llegando, poniendo orden, calmándolos, etc. Incluso llevándoselo a él a comisaría para bajarle los humos y que se le bajara el pedo. Pero piensas sobre todo en el luego. Porque puede que la cosa se calme, pero la policía se marcha y ellos se quedarán de nuevo solos. ¿Y no puede haber sido peor el remedio que la enfermedad? ¿No saldrá aún más ira y lo que eran golpes a muebles convertirse en otro tipo de golpes y en algo peor?

Y es que las cosas no son sencillas, o no me lo han parecido a mi. No es tan fácil meterse en medio, saber realmente que está pasando y que debes hacer. Cuando puedes equivocarte por acción y cuando por omisión. De momento la cosa se ha calmado. Supongo que no queda nada por romper en esa casa. Ambos están ahí. A él no le oigo, supongo que estará durmiendo la mona, pero a ella si la he visto salir y volver con comida.

Supongo que dentro de un rato comerán tan tranquilos, se pedirán perdón, se abrazarán, se acostarán juntos y todo perfecto hasta la próxima.

Y mientras, mis macarrones esperando en la nevera a ver si mi estómago se abre esta noche y puedo comer algo.

PD: Es curioso que buscando la imagen para ilustrar el post no aparecía ninguna foto en la que ambos discutieran. Todas eran de un hombre gritando y/o pegando a una mujer apenada y que llora. Eso no es lo que yo he vivido hoy.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Shigeru Miyamoto Premio Príncipe de Asturias

Esta mañana le ha sido concedido el premio Principe de Asturias de la Comunicación y Humanidades a Mr. Shigeru Miyamoto. Supongo que el nombre os sonará a todos, pero por si acaso os menciono otros que seguro os suenan y que han salido de la mente de Mr. Miyamoto, ya sea directamente o fruto de su colaboración con Nintendo: Mario, Donkey Kong, Pikmin, Link, Zelda, Wii, WiiFit, Metroid Prime, F-Zero... Ya os va sonando, ¿verdad?

Como veis, alguien directamente relacionado con el mundo de los videojuegos se lleva un premio de reconocido prestigio y que no es del mundo directo de los videojuegos. Por fin parece que se van viendo como algo más que "marcianitos". Y es que las creaciones del Sr. Miyamoto no sólo han marcado el mundo de los videojuegos (Legend of Zelda: Ocarina of Time sigue siendo considerado uno de los mejores videojuegos de la historia), sino que han traspasado esa frontera y se han convertido en iconos y referencias para una generación cuya cultura no sólo ha bebido de libros, cine, música, televisión... también hemos bebido un nuevo referente cultural y de entretenimiento como son los videojuegos.

No me extiendo más con su bío, la tenéis completa en mil páginas y, por supuesto, en la socorrida Wikipedia. Pero es que hoy navego entre la alegría que, como videojugador, me produce este reconocimiento, pero tambien entre la decepción y el cabreo. Y es por momentos el cabreo va ganando paso.

Y es que Mr. Miyamoto luchaba con la agencia de fotografía Magnum y con el filósofo francés Edgar Morin. Y yo confieso que no tengo ni idea (ni nadie con quien he hablado por ahora) de quien es ese famoso filósofo francés de 90 años, aunque debe ser importantísimo si ha llegado a ser finalista. De la agencia Magnum, creada por Robert Capa poco puedo decir: daba por hecho que se lo llevaría. Desde 1947 ha contado entre sus filas con los mejores fotógrafos del mundo y tiene en sus archivos joyas de la fotografía. Y todos los finalistas se merecen para mi mucho respeto, pero mi cabreo y decepción viene por la falta de respeto que he visto esta mañana hacia Mr. Miyamoto.

Críticas con mucha sorna, desprecio, que si los videojuegos quitan tiempo a la comunicación y los libros, que si darle un premio al creador de un fontanero... De verdad que creía que eso era tema pasado, que ya todo el mundo con dos dedos de frente asume que los videojuegos son otra forma de ocio y cultura. Porque yo veo ese premio personalizado en Miyamoto como una forma de reconocer todo lo relacionado con la cultura y la industria de los videojuegos, que nos ofrece día tras día auténticas joyas.

Y si, que me direis que hay mucha porquería en el mundo de los videojuegos, pero os recuerdo que el cine está considerado un arte aunque además de obras maestras haya cosas como "Resacón en Las Vegas". Y que hay miles de libros infumables y no por eso se crucifica la literatura.

Me indigna mucho ver gente a la que admiro, periodistas y escritores, gente que entiendo culta y formada, indignada con este premio. Se ve que no entienden nada. Imagino que serían el tipo de persona que a principios del siglo XX consideraría la fotografía como una estupidez sin sentido, un divertimento para masas porque el auténtico arte sólo estaba en la pintura. O los que pensaban que el cine era un absurdo porque el arte de verdad está en los teatros y eso del cine no tenía mérito alguno. Cosas así, personas de esas que no saben ver lo bueno en lo nuevo, que gustan de estar anclados en el pasado.

Y es que dicen no entender que tiene que ver "un fontanero dando saltitos" con la comunicación y las humanidades. Pues esta es la definición que hay en la web de la Fundación Principe de Asturias sobre este premio.
Será concedido a la persona, institución, grupo de personas o de instituciones cuya labor de creación e investigación en el conjunto de actividades humanísticas y en lo relacionado con los medios de comunicación social, en el marco de las ciencias y disciplinas contempladas por ambas actividades, represente una aportación relevante a la cultura universal.
Y este es el último párrafo del acta del jurado sobre la concesión de este premio. Creo que con esto se explica todo. Creo que algunos retrógrados debería echar un vistazo y abrir sus mentes. Para mi, con esto, queda todo dicho.
Miyamoto no solo es el padre del videojuego moderno, sino que ha conseguido, con su gran imaginación, crear sueños virtuales para que millones de personas de todas las edades interactúen, generando nuevas formas de comunicación y de relación, capaces de traspasar fronteras ideológicas, étnicas y geográficas.
El que quiera entender que entienda. El que quiera evolucionar, que evolucione. Y el que quiera quedarse con el "fontanero dando saltitos" que se quede con eso. Yo desde aquí felicito por supuesto a Shigeru Miyamoto y especialmente a la Fundación Principe de Asturias por la valentía al dar este paso adelante.

PD: No soy Nintendero, no he tenido ninguna consola de Nintendo (sólo una Wii que vendí a los dos meses por aburrimiento) y apenas he probado los juegos de Mr. Miyamoto en casa de algunos amigos. No creo que se me pueda acusar precisamente de Fanboy, pero eso no impide que pueda reconocer su enorme valor como creador.

sábado, 12 de mayo de 2012

#12M15M

Esta tarde he estado en la manifestación para celebrar el primer aniversario del 15M. Ya en su día os di mi opinión al respecto. Sigo pensando más o menos lo mismo. Sigo pensando que no tienen claro qué es lo que piden pero, al igual que yo, está claro que no quieren que las cosas sigan como están y mucho menos que paguemos justos por pecadores, que nos carguen a los curritos de a pie el marrón que han generado políticos, banqueros, inmobiliarios...

Sea como sea ha sido un gusto ver gente de todo tipo y condición marchando juntos mostrando su desacuerdo con lo que está pasando. Desde niños a personas muy mayores, gente en silla de ruedas, familias completas... y todos marchando pacífica y ruidosamente, que de eso se trataba.

Os dejo la galería de fotos que he subido a Flickr. Pasad por allí si quereis leer los comentarios de las fotos y verlas con más calidad. Ya sabéis que no soy fotógrafo, pero espero que os hagan llegar un poco el ambiente que he vivido.