Me he mudado



Dagarin.com ya no está por aquí... pero todo lo había lo encontrarás ahora en el nuevo y flamante Territorio Dagarin en www.dagarin.es. Para que no tengas que molestarte, yo te llevo hacía allá. Si algo falla y no estás en dagarin.es en unos segundos, pincha aquí.

Seguro que te va a gustar la nueva casa. ¡Recuerda cambiar tus favoritos y tus suscripciones!

viernes, 16 de septiembre de 2011

Zancadillas (Crossover Blogguero)

Antes de nada dejar claro que nunca le he visto sentido a ciertas actitudes de la gente. Soy de los que piensa que nadie vale más que nadie y no creo que en la vida tengamos que andar compitiendo unos con otros para intentar demostrar que somos más listos, más hombres, más mujeres, más... Cada uno es cada uno y todos tenemos nuestros valores y nuestras cosas buenas y malas. Sin embargo no todo el mundo piensa así y hay gente que vive su vida en una continua competición por ser el mejor, aunque a nadie le interese

Y puestos a competir, a echar carreras, hay dos formas de ganarlas: corriendo más que tu adversario o dedicándote a ponerle zancadillas para que tropiece. Por supuesto, la forma correcta y limpia es la primera, pero hay mucha gente que utiliza el segundo método. Aplicado a la vida fuera del símil deportivo, para quedar "por encima" de alguien puedes demostrar que tú vales más que la otra persona o dedicarte a echar basura sobre los demás para que quede por debajo. No se trata de mejorar tú, sino de empeorar al otro, ponerle zancadillas. Si el otro está más abajo, obviamente tu estás arriba. Y esto es algo que estoy viendo últimamente por twitter.

Se trata de un personaje que ha aparecido en twitter hace nada y que ha comenzado a hablar sobre el programa de Marta Fernández desde que ha vuelto de vacaciones (Supongo que todos sabéis a quien me refiero al hablar de Marta, pero por si acaso, aquí tenéis mi otro blog). Bueno, más que sobre el programa está hablando de la propia Marta, y de una forma bastante despreciativa hacia ella. Por supuesto no seré yo el que le de cancha aquí a su nick ni voy a permitir que aparezca en ningún comentario. Esta persona apareció cuando terminó la intervención veraniega de Ruth Jiménez, contra la que no tengo absolutamente nada, y desde entonces twitea principalmente cuando Las Mañanas de Cuatro han tenido algún bajón de audiencia. Y aún con audiencias por encima del 6 % y cerca del 7% (un muy buen dato para un programa como el de Marta a esas horas) sus comentarios han sido del tipo "es injusto que la gélida Marta herede los estupendos datos de Ruth durante el verano". No recuerdo exactamente las palabras y no me voy a molestar en buscar el twit, pero era algo así. Y no ha sido el único, lanzando incluso historias sin fundamento, más que por sus teóricas fuentes. Y aunque a estas personas así hay que darles la importancia justa (ninguna), es un claro ejemplo de lo que decía al principio.

Parece que este personaje es un muy fiel seguidor de Ruth, cosa muy respetable aunque no lo comparta, y me parecería muy bien que defendiese la excelente labor de su Ruth, según su punto de vista. Pero no a base de menospreciar el trabajo de Marta o incluso de ataques de índole personal. Si tantos valores, tan buena profesional y tan buen trabajo hace (hacía), no tiene más que ensalzar todas esas virtudes. Me temo, y lo digo desde el desconocimiento casi total de la trayectoria de esta mujer, que no parece que haya mucho que ensalzar de ella. Lo que siempre pienso cuando veo que se utilizan estas tácticas es "que poquito bueno tendrá que destacar cuando lo único que puede hacer es echar mierda sobre el otro".

Si a mi alguien intenta quitarme mérito en mi trabajo, siempre argumento en base a lo que hago bien, a todas las tareas que desempeño. Nunca digo lo que lo demás no hacen, me parece una técnica muy sucia esa de dejar mal a los demás para yo quedar por encima. Por suerte no conozco mucha gente así en mi vida y a los pocos que he conocido los he alejado lo antes posible de mi entorno. En el caso que nos ocupa, este twittero/a, pues bastaría con un unfollow, pero me divierte tenerlo ahí y ver como va ideando formas para que su Ruth prospere.

Lo que si me pregunto es: ¿Qué pensará Ruth de que alguien se dedique a "defenderla" de esta manera?. Yo no me sentiría muy orgulloso, la verdad. Aunque quizás no sea sólo defender a Ruth pero claramente hay algún motivo para ir soltando esos twits. De todas formas, yo dedico aquí este post escribiendo por escribir, pero como he dicho antes, hay que darle la importancia justa a este tipo de personas y no entrar al trapo de su juego para no darle más importancia de la que tiene y no servirle de altavoz.

Cross-over: Esto es una especie de cross-over bloggero, ya que quizás este post debería estar en el blog de Marta, pero creo que es más un tema personal, de no gustarme este tipo de gente, que algo que deba escribir en un blog donde hablo del trabajo de Marta. Así que aprovechad este cross-over para disfrutar esa mirada de Marta en la foto de arriba. Espectacular.

8 comentarios:

  1. El problema de mucha gente no es que quieren ser mejores... eso se llama motivación y autosuperación y es muy bueno.

    El problema es que ellos quieren reconocimiento y esto depende de lo que los demás piensen y de qué posición tienes en relación a otros... así que les da igua lo que son les vale con parecer

    Por otro lado, está la gente qe decide enarbolar banderas para definirse (normalmente síntoma de poca personalidad) y esas banderas pueden ser una tendencia política, un partido de fútbol, un cantante, un personaje público, una marca de electrónica, una religión, etc.

    Esta última gente, debido a esa búsqueda de identidad en la bandera que llevan y a la falta d ela propia, necesitan a un contrario al que enfrentarse para así definirse... porque en realidad no hay nada ahí dentro.

    Esto es lo que llamamos fanatismo y es una actitud estúpida que vemos día a día en muchos ámbitos y que deberíamos esforzarnos en no caer en ella.

    ResponderEliminar
  2. El problema de mucha gente no es que quieren ser mejores... eso se llama motivación y auto-superación y es muy bueno.

    El problema es que los que quieren reconocimiento y esto depende de lo que los demás piensen y de qué posición tienes en relación a otros... así que les da igual lo que son les vale con parecer

    Por otro lado, está la gente qe decide enarbolar banderas para definirse (normalmente síntoma de poca personalidad) y esas banderas pueden ser una tendencia política, un equipo de fútbol, un cantante, un personaje público, una marca de electrónica, una religión, etc.

    Esta última gente, debido a esa búsqueda de identidad en la bandera que llevan y a la falta de la propia, necesitan a un contrario al que enfrentarse para así definirse... porque en realidad no hay nada ahí dentro.

    Esto es lo que llamamos fanatismo y es una actitud estúpida que vemos día a día en muchos ámbitos y que deberíamos esforzarnos en no caer en ella.

    ResponderEliminar
  3. Muy acertada la postura de no dar a conocer a tal individuo.Respetable su opinión si no pierde las formas.Su libertad termina donde empieza la de los demás.Y los demás,todos,merecemos respeto mientras no se demuestre lo contrario.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por comentar tan rápido y tan bien. Me ha gustado eso del amigo Sansa de que necesitan un contrario al que enfrentarse porque en realidad no hay nada dentro. Es la idea que intentaba expresar explicada en una frase. Cuando te dedicas a poner mal a los demás para quedar bien es que realmente no tienes nada propio (o de tu bandera) que destacar.

    A monica, es que precisamente el problema es ese, que hay gente, como este personaje, que pierde el respeto en cuanto se dedica a no tenerlo por los demás, a entrar en temas personales sin fundamentos y a atacar. Ahí es cuando pierde todo el derecho a ser escuchado y a ser tomado en consideración.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Dagarin, esa frase es algo que digo desde hace muchos años y de lo que estoy plenamente convencido.

    Curiosamente, la twiteé una vez con este texto:

    "El fanático no tiene ideas propias, adquiere las de otros y necesita el antagonista para reafirmarse"

    Contestando también al comentario de un amigo... y curiosamente es el twit mío que he visto más retwiteado incluso por gente que no conozco... lo que me indica que no soy el único que piensa esto.

    Lo difícil es tenerlo presente y evitarlo, porque todos caemos en algún momento en esto en mayor o menor medida.

    Siempre digo que el ser humano es uno de los seres con mayor capacidad de adaptación y por tanto más libres e indefinibles... ¿por qué nos empeñamos en etiquetarnos?

    ResponderEliminar
  6. Está muy bien que defienda el trabajo de su admirada, pero no creo que las formas sean las correctas. Si la única forma de aplaudir el trabajo de una es desprestigiar el de la otra... mal vamos.

    "no creo que en la vida tengamos que andar compitiendo unos con otros para intentar demostrar que somos más listos, más hombres, más mujeres, más..."

    No hay necesidad, pero a veces lo hacemos. Lo hacemos si nos encontramos con gente así. Es más, no sé si incluso tuve algún profesor que os animaba a cometir entre nosotros (WTF?!) aunque en aquel caso la hace precisamente para intentar sacar lo mejor de nosotros mismos para que diéramos el 110%...

    ResponderEliminar
  7. Muy de acuerdo con lo dicho por Mr. Daga, me parece tan rastrero ese tipo de ensalzamiento de las virtudes que consiste en echar por tierra el curro de los demás...

    Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su lugar.

    ResponderEliminar
  8. Esperemos, amigo Tv0n. Por lo menos el tiempo, y el buen trabajo de nuestra querida Marta, lo tiene muy calladito. O calamita, que tampoco puedo asegurar si es un el o una ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.